EVOLUCIONAN

Bacterias pueden “hibernar” para esconderse de los antibióticos

Uno de los mayores desafíos de la ciencia en la actualidad es la lucha contra las superbacterias. Un nuevo estudio descubrió que algunas cepas de bacterias saben ponerse en un estado especial que les ayuda a evadir los antibióticos para sobrevivir.

Bacteria Escherichia coli. Foto: Wikimedia Commons
Bacteria Escherichia coli. Foto: Wikimedia Commons

Un nuevo estudio ha revelado que algunas bacterias pueden entrar en un estado de “hibernación”, a la espera de que los efectos de los antibióticos pasen, lo que resulta en infecciones crónicas y persistentes.

Una de las formas en que trabajan los antibióticos en el cuerpo es prevenir el crecimiento bacteriano. Diferentes antibióticos utilizan distintas técnicas para lograr esto, pero en general las bacterias deben replicarse para ser exterminadas del oranismo. Una estrategia que utilizan las bacterias patógenas para evitar los antibióticos es ralentizar el crecimiento temporalmente cuando hay antibióticos presentes.

“Estudiamos la bacteria E. coli a partir de infecciones en el tracto urinario que habían sido tratadas con antibióticos y supuestamente estaban bajo control”, explica Kenn Gerdes, uno de los investigadores y coautor del nuevo estudio. “Con el tiempo, las bacterias volvieron a despertar y comenzaron a propagarse nuevamente”, agregó. Esto, según dice Gerdes, fue una táctica usada por esas bacterias para sobrevivir.

Infecciones que regresan

Este proceso podría explicar por qué algunas personas sufren de infecciones recurrentes. Los tratamientos a base de antibióticos pueden frenar el crecimiento de ciertos patógenos bacterianos, pero algunas bacterias pueden entrar en esta fase de hibernación y evitar ser destruidas.

“Una bacteria en hibernación no es resistente. Es temporalmente tolerante porque deja de crecer, lo que le permite sobrevivir a los efectos de los antibióticos”, dice Gerdes.

 

No está claro en esta etapa por qué, en una población bacteriana determinada, algunas bacterias pueden inactivarse (mientras que otras no tienen la capacidad) pero el estudio sugiere que el descubrimiento ofrece información importante para descubrir cómo atacar a los agentes patógenos cuando se pongan en ese estado.

La investigación fue publicada en la revista Science Signaling.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje