ESTUDIO

El optimismo puede mejorar la salud cardiovascular

El entorno social y el bienestar psicológico pueden proteger al corazón.

El optimismo puede mejorar la salud cardiovascular
El optimismo puede mejorar la salud cardiovascular

Un nuevo estudio reafirma la idea de que ser optimista y tener un sentido de propósito en la vida puede ayudar a mantener sano el corazón.

El nuevo trabajo a cargo de investigadores de Facultad de Medicina Feinberg de Northwestern University (Estados Unidos), concluyó que el bienestar psicológico tiene beneficios cardiovasculares porque las personas con una perspectiva positiva se inclinan más por llevar un estilo de vida saludable.

Los resultados del estudio aparecen en la edición en línea del 10 de setiembre de la revista Journal of the American College of Cardiology.

Estudios anteriores ya habían demostrado que las personas optimistas son más propensas a llevar una buena alimentación, a realizar actividad física, a mantener conexiones sociales y a evitar conductas negativas.

William Chopik, profesor asistente de psicología en la Universidad Estatal de Michigan, que no participó del estudio explicó que el nuevo análisis “integra muchas formas distintas en que el bienestar positivo podría afectar a la salud a través de las cosas que hacemos, como hacer ejercicio, llevar una alimentación saludable, evitar las sustancias nocivas e ir al médico”.
Los autores del trabajo también encontraron que el bienestar positivo influye en la forma en que una persona gestiona el estrés.

Laura Kubzansky, de la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, autora principal del estudio, revisó junto a sus colaboradores docenas de investigaciones que contaron con cientos de miles de participantes y exploraron varias formas en que el bienestar psicológico podría fomentar la salud cardiovascular, o lo contrario, es decir el impacto nocivo de la depresión, la ansiedad, la ira, el estrés postraumático y/o el estrés crónico.

“El bienestar psicológico influyó en la salud del corazón a través de procesos biológicos, comportamientos de salud y recursos psicosociales. Tener una sólida red de apoyo social también les brinda confianza a los pacientes sobre su salud futura y les ayuda a actuar con prontitud en el asesoramiento médico, participar en la resolución de problemas y tomar medidas preventivas activas”, explican los autores.

Los diversos estudios han demostrado que las personas que creen que tienen un “propósito superior en la vida” se enfrentan a un riesgo considerablemente más bajo de accidente cerebrovascular.

Algunos de ellos revelaron que las optimistas son más propensas a dejar de fumar, a hacer ejercicio con regularidad y a evitar la obesidad al ceñirse a una dieta que favorece a las frutas y a las verduras en lugar de la carne procesada y los alimentos azucarados.
Los “programas de mindfulness” (de meditación, yoga y/o tai chi) también pueden ayudar a mejorar el optimismo al reducir la ansiedad y el estrés, al mismo tiempo que mejoran la calidad de vida, aseguraron los autores del estudio.

Interesarse por la salud emocional

Kit Yarrow, profesora emérita de psicología en la Universidad de Golden Gate en San Francisco, no participó en el nuevo informe, pero respaldó los hallazgos.

“Desarrollar una comprensión más profunda sobre cómo nuestra psicología contribuye a nuestra salud física, y viceversa, solo tiene ventajas”, afirmó en declaraciones al HealthDay News.
“Estos hallazgos no me sorprenden para nada, y me alivia grandemente ver una nueva investigación que respalda lo poderosamente vinculado que nuestro cuerpo está con nuestra mente”, agregó.

Yarrow señaló que “las personas emocionalmente positivas y optimistas no solo se sienten inclinadas a cuidarse mejor, sino que también es menos probable que sufran de los efectos físicamente dañinos del estrés”.

Y consideró que eso puede ser una gran ventaja teniendo en cuenta que el estrés interfiere con el sueño, origina tensión y dolor muscular, y agota las reservas de energía física y mental.

“También creo que esto abre las prácticas de bienestar a personas que quizá antes se sintieran incómodas al cuidarse a nivel emocional”, añadió Yarrow.

En ese sentido señaló que “hay muchas personas que creen que enfocarse en el bienestar mental es demasiado egocéntrico, o una indicación de que están ‘locas’, o que es algo que consume demasiado tiempo como para incluirlo en sus vidas”, por lo que valoró el estudio y consideró que puede ayudar a las personas a interesarse por eso.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje