VIRUS

¿Podría una nueva enfermedad matar a 900 millones de personas?

En una simulación hecha en laboratorio, un grupo de científicos midieron cómo sería una potencial pandemia global y qué tan preparados están los países para enfrentarla. Los resultados no son alentadores.

Fotos con fines meramente ilustrativos: Pixabay
Fotos con fines meramente ilustrativos: Pixabay

Una nueva enfermedad podría matar a 900 millones de personas en todo el mundo, y las autoridades mundiales y de los países no parecen estar poniendo la atención debida a esta nueva amenaza potencial.

Así se desprende de un estudio basado en una simulación de laboratorio realizada por científicos, que pretende establecer si el mundo está o no preparado para abordar de forma exitosa una pandemia por un virus.

En la simulación, los pacientes que padecen este extraño virus presentan fiebre, tos y una suerte de confusión o mareos. En un número alarmante de casos aparecen también encefalitis (hinchazón en el cerebro) que provocó en muchos de ellos un coma potencialmente fatal.

Cuando un supuesto grupo de científicos logran aislar lo que parece ser un nuevo agente patógeno muy peligroso para la salud de las personas, empiezan a tomar recién medidas contra la diseminación.

¿Qué clase de virus es?

El supuesto virus aislado parece ser un nuevo tipo de virus parainfluenza de una familia de virus respiratorios que normalmente causa enfermedades leves como el resfrío común y corriente. Los científicos que “estudian” la enfermedad no logran identificar dónde encajaba el virus en la familia parainfluenza, por lo que se refieren al patógeno como parainfluenza Clade X.

Dicho virus parece diseminarse por la tos y demorar hasta una semana antes de que los pacientes comiencen a mostrar síntomas graves, tiene potencial pandémico y, si no se toman las medidas del caso, arriesgaría a cerca de 900 millones de personas.

Vale la pena recordar que todas las situaciones antes descritas son ficticias pero podrían ser perfectamente un escenario que pondría a la humanidad en peligro.

El escenario fue diseñado para ser completamente realista, con una enfermedad que podría existir plausiblemente y un mundo que tiene exactamente los mismos recursos que en la vida real para responder. 

El 15 de mayo, cuando la simulación de “Clade X” se puso en marcha en tiempo real, las personas que actuaban en el escenario eran el tipo de personas que estarían respondiendo a esta situación en la vida real. Sin embargo, para el final del día, que representa 20 meses después del inicio del brote, había 150 millones de muertos en todo el mundo, y de 15 a 20 millones de muertes solamente en los EE.UU. Sin una vacuna para la enfermedad aún preparada, se esperaba que el número de muertos aumentara con el paso del tiempo, algo que sucedió y, según las proyecciones, el número potencial final pudo haber sido de hasta 900 millones.

 

 

 

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje