CUIDARSE

El autocuidado aumenta la calidad de vida y previene enfermedades

En el marco del Día Internacional del Autocuidado la Fundación Internacional de Autocuidado delineó los siete pilares para intentar gozar de buena salud.

El autocuidado aumenta la calidad de vida y previene enfermedades
El autocuidado aumenta la calidad de vida y previene enfermedades

El 24 de julio se celebra a nivel internacional el Día del Autocuidado, como forma de concientizar sobre la importancia de seguir unos hábitos saludables para gozar de un buen estado de salud.

La definición del autocuidado ha ido cambiando con el correr de los años. La Organización Mundial de la Salud (OMS) modificó su concepto en 1983, 1998 y 2009, siendo la más reciente: “la habilidad de los individuos, familias y comunidad de prevenir enfermedades, mantener la salud y hacer frente a la enfermedad y la discapacidad con o sin el apoyo de un proveedor de atención médica¹”.

La OMS informa que las enfermedades relacionadas con el estilo de vida, como los ataques cardíacos, el cáncer y la diabetes, representan el 63% de las muertes anuales en todo el mundo.

Diversos expertos de salud consideran que los “errores más comunes” que comenten las personas respecto a la salud tiene que ver con la alimentación y la falta de actividad física, por ejemplo el consumo excesivo de bebidas azucaradas y carbonatadas, ya sea jugos o refrescos en lugar de agua natural o una nutrición pobre, que no incluya proteínas, vegetales, frutas o verduras.

Pilares del autocuidado

The International Self-Care Foundation (Fundación Internacional de Autocuidado) delineó los siete pilares del autocuidado que se deben tener presente todos los días y aplicar en la medida de sus posibilidades para lograr una vida saludable:

Alfabetización sobre la salud: capacidad de las personas para obtener, procesar y comprender la información básica sobre la salud y los servicios necesarios para tomar decisiones de salud apropiadas sobre la misma.

Autoconsciencia de la condición física y mental: conocimiento de la persona respecto a sus valores de salud como el índice de masa corporal (IMC), nivel de colesterol, presión arterial, entre otros.

Actividad física: práctica de actividad física con intensidad moderada, como caminar, andar en bicicleta o participar en deportes.

Alimentación saludable: aplicación de una dieta nutritiva y equilibrada con niveles adecuados de ingesta de calorías.

Mitigación de riesgos: formas que tiene una persona para limitar el tabaco y consumo de alcohol, así como vacunarse, practicar sexo seguro y usar protectores solares.

Buena higiene: conjunto de conocimientos y técnicas que aplican los individuos para el control de los factores que ejercen o pueden ejercer efectos nocivos sobre su salud como lavarse regularmente las manos y los dientes, así como tomar las recomendaciones para preparar la comida, considerando la limpieza y el mantenimiento de los alimentos.

Uso racional y responsable de los productos, servicios, diagnósticos y medicamentos.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje