ESCUCHÁ

¿Son los conciertos perjudiciales para tu audición?

Mientras que una conversación con otra persona puede alcanzar los 40 decibeles, el volumen de un concierto puede alcanzar hasta los 140 decibeles, y tu audición puede ser seriamente dañada. Esto es lo que le pasa a tus oídos y lo que puedes hacer al respecto.

Concierto de la artista pop Dua Lipa. Foto: Pixabay
Concierto de la artista pop Dua Lipa. Foto: Pixabay

Si eres un amante de la música, entonces probablemente te guste un buen festival de música o un concierto. Tal vez vas a uno o dos festivales al año o asistes a recitales cada tanto porque te encanta la música.

Con todo lo anterior está todo bien, pero deberías estar consciente de algo: estar expuesto al volumen de un sonido de concierto podría dañar tu audición de forma permanente si no te cuidas adecuadamente.

Los festivales de música han visto un gran aumento en popularidad en los últimos años. En 2015, el portal de medición de datos Nielsen.com informó que aproximadamente 32 millones de personas asistieron al menos a un festival de música al año, y un tercio de los asistentes al festival asisten a múltiples festivales al año; en promedio viajan unos 1.400 kilómetros hasta el festival de su elección. En 2017, el festival de música Coachella dejó ganancia a los productores por US$114 millones. Ese es el segundo festival de música más taquillero detrás del festival Desert Trip 2016 en California, que recaudó US$160 millones en dos fines de semana, informó Billboard.

Si bien esto significa que muchísimas más personas disfrutan de la música en vivo por unas horas, un día o varios días, también significa que cada vez más personas se vuelven más vulnerables a la pérdida de audición inducida por el ruido.

De hecho, los conciertos en vivo han jugado un papel importante en el aumento de la pérdida auditiva inducida por el ruido en las últimas décadas tanto para los fanáticos de la música como para los músicos, informa el portal especializado Audicus.

No te escucho

El nivel de decibeles de una conversación normal es de aproximadamente 40 a 60 decibeles. Un concierto en vivo, sin embargo, puede subir hasta los 110 a 120 decibeles. Ese ruido puede subir hasta los 140 si estás parado justo en frente de los parlantes, de acuerdo al portal médico Medline Plus.

Puede parecer que duplicar el volumen de una conversación no es perjudicial para la salud, pero entender otros ruidos que tenemos alrededor puede poner un poco de perspectiva.

Según Dangerous Decibels, la exposición constante a 85 decibeles se considera perjudicial, lo cual es equivalente a tráfico pesado de una hora pico en una avenida concurrida. El ruido de aceleración de una motocicleta sin silenciador es hasta de 95 decibeles, la sirena de una ambulancia puede llegar hasta los 120 decibeles y las armas de fuego y fuegos artificiales pueden subir hasta los 150 decibeles.

Entonces si eres un fan de los festivales de música o conciertos, estar frente a la tarima a corta distancia es como si te estuviera sonando una sirena de ambulancia a todo poder en tus oídos, y si estás parado al lado de los parlantes es como si te estallaran por varias horas fuegos artificiales en tu cara.

Cuidar la audición

“Asistir a un concierto muy ruidoso durante todo el día puede afectar su audición de forma temporal o permanente”, explicó al portal Mother Nature Network la doctora Julie Glick, audióloga y fundadora de Musicians Hearing Solutions.

“La exposición excesiva al ruido puede causar daño a las células pilosas del órgano sensorial de la audición llamado cóclea. Probablemente todos hemos experimentado en algún momento un pitido o zumbido notablemente agudo en los oídos (fenómeno llamado tinnitus) después de asistir a un espectáculo o evento altamente ruiodo. Esto puede desaparecer y volver a los niveles previos a la presentación o irse del todo en pocos días, y esto se conoce como cambio de umbral temporal en la audición”, explicó la experta.

Sin embargo, aquellas personas que trabajan expuestos constantemente a ruido -como músicos, empleados de maquinaria pesada, mecánicos y otros- pueden llegar a padecer el tinnitus permanentemente si no toman las medidas de seguridad necesarias.

Un estudio publicado en la revista Noise & Health en 2016 mostró que no todos los organizadores de festivales de música tienen en mente la seguridad de los tímpanos de sus asistentes.

Entonces, ¿esto significa que debes sacrificar tu amor por la música en vivo y evitar los festivales de música del todo? No necesariamente, pero debe hacer un esfuerzo para cuidar mejor sus tímpanos.

Es importante llevar siempre un par de tapones de oídos y usarlos cada tanto durante el concierto para reducir el volumen en tu oído medio e interno. De esta forma evitarás causar un daño permanente a tu audición que, a la larga -y si no te cuidas bien- podría derivar en sordera.

 

 

 

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje