ESTUDIO

Sentirse joven puede hacer que el cerebro envejezca más lentamente

Un estudio surcoreano sugiere que las personas que se sienten más jóvenes de lo que son muestran una mejor salud mental y respuestas cognitivas propias de un cerebro más joven.

Sentirse joven puede hacer que el cerebro envejezca más lentamente.
Sentirse joven puede hacer que el cerebro envejezca más lentamente.

Investigadores de la Universidad Nacional de Seúl sugieren que existe una diferencia entre edad física y edad mental e indican que ‘sentirse joven’ no es una simple cuestión de actitud, sino que puede ayudar a frenar el envejecimiento cerebral.

Los resultados de su trabajo fueron publicados en línea en la edición de junio de la revista Frontiers in Aging Neuroscience y muestran que la edad subjetiva, que es la que la gente siente en su interior y puede diferenciarse de la real, puede reflejar el envejecimiento cerebral.

A través de escáneres cerebrales los investigadores tomaron imágenes de resonancias magnéticas (MRI por sus siglas en inglés) de los participantes del estudio y encontraron que las personas de avanzada edad que se sienten más jóvenes de lo que son muestran menos señales de envejecimiento cerebral si se les compara con quienes se sienten mayores a su edad real.

Los científicos señalan que aquellas personas que se sientan mayores de lo que son deben tener especial atención con su salud mental y considerar cuidados y revisiones regulares.

Y aclaran que aunque se suele creer que el envejecimiento es un proceso fijo, el paso de los años afecta a cada persona de forma distinta.

El grupo de investigadores, liderado por Jeanyung Chey, se propuso investigar si la edad subjetiva era solamente una actitud o un reflejo del envejecimiento de los cuerpos.

Con el paso de los años es común experimentar un deterioro cognitivo, el cerebro muestra una variedad de cambios asociados a la edad que reflejan una disminución de la salud mental, incluyendo la reducción del volumen de materia gris.

Para su investigación el equipo realizó resonancias magnéticas a 68 personas sanas dentro de un rango de edad de entre 59 y 84 años y observó el volumen de materia gris en distintas regiones del cerebro.

Como parte del estudio los participantes también respondieron preguntas sobre si se sentían mayores o menores a su edad real y otras para evaluar sus capacidades cognitivas y la percepción de su salud general.

Más jóvenes, más saludables

Como resultado encontraron que las personas que se sentían más jóvenes solían tener mejores puntuaciones en los test de memoria, consideraban tener mejor salud y tenían menos probabilidades de mostrar síntomas de depresión. También mostraban mayor cantidad de materia gris en áreas clave del cerebro.

“Hemos descubierto que la gente que se siente más joven posee las características estructurales de un cerebro más joven. Esta diferencia seguía siendo sólida aun cuando se tenían en cuenta otros factores como la personalidad, la salud subjetiva, los síntomas de depresión o las funciones cognitivas”, explicó Chey.

Este estudio no confirma si esas características cerebrales son directamente responsables de la edad subjetiva, aclararon los investigadores y afirman que se necesitarían estudios a largo plazo para entender este vínculo con mayor profundidad.

Al tiempo que señalaron que aquellas personas que se sienten más jóvenes son más proclives a tener una vida más activa física y mentalmente, lo que repercutiría positivamente en la salud cerebral.

“Si alguien se siente mayor de lo que es, puede ser una señal para que evalúen su estilo de vida, hábitos y actividades que podrían contribuir al envejecimiento cerebral y tomar medidas para mejorar su salud mental”, concluyó Chey.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje