TERAPIA CON LOBOS

Lobos ayudan a tratar el estrés postraumático de los veteranos de guerra

El cuidado de estos animales es de gran ayuda para los soldados que han vuelto de la guerra, aseguran desde el programa "Guerreros y lobos", del Centro de Rescate de Animales Lockwood.

Lobos ayudan a tratar el estrés postraumático de los veteranos de guerra. Foto: EFE
Lobos ayudan a tratar el estrés postraumático de los veteranos de guerra. Foto: EFE

Un albergue californiano combate el Trastorno de Estrés Postraumático (PTSD) de los veteranos de guerra vinculándolos con los lobos. Según los especialistas éstos sienten una conexión especial con los lobos ya que son “dos especies de cacería” e interactuar es bueno para ambos.

A través del programa “Guerreros y lobos”, del Centro de Rescate de Animales Lockwood, veteranos militares son entrenados para cuidar a 45 lobos, proveerles agua fresca y alimento y mantener limpio su predio, así como jugar con ellos.

Lorin Lindner, doctora en psicología clínica y fundadora de este centro de animales situado en situado en Frazier Park, en California explicó a Efe que “a menudo ocurre que cuando los veteranos regresan (de la guerra) sienten que su vida ya no tiene ningún propósito”, por lo que “ser un miembro valorado en un grupo, como en nuestro programa (…) les provee un propósito en sus vidas de nuevo”.

En el albergue conviven 45 lobos, de los cuales “la mitad” fueron rescatados de situaciones de “maltrato”, junto a otros animales como caballos, coyotes y zorros, y según Linder ha colaborado en la recuperación de unos 500 veteranos, de los cuales el 25 % es de origen latino.

El esposo de Lindner, Matthew Simmons, un veterano de la Fuerza Naval estadounidense, participó en la creación de este programa para ayudar a los afectados por el PTSD, causa que cada día lleva al suicidio a 20 militares retirados, según cifras del Departamento de Asuntos de Veteranos.

“Muchos veteranos que regresan no están seguros de si son hombres de infantería o esposos”, explicó Simmons a Efe, y agregó que “muchos de los animales, como los lobos, tienen una batalla interna también, porque no saben si son salvajes o domésticos”.

Se hacen bien unos a otros

La mayoría de los animales que están en el centro son lobos e “híbridos perro-lobos”, que fueron adquiridos por la población como mascotas cuando eran “cachorros”, pero que al crecer fueron desechados porque no se “comportan como perros” y aterrorizan a “gatos, perros, vecinos”, y muchos de ellos llegan maltratados

Los animales llegan al centro después de que la Agencia de Control de Pesca y Vida Salvaje de Estados Unidos los atrapa en comunidades y en vez de sacrificarlos los envía a allí.

Simmons explica que entre los veteranos y los lobos hay “comunicación” especial, entre “dos depredadores de cacería que tienen problemas ajustándose”.

En el centro se vive además un ambiente de camaradería en el que los exmilitares comparten sus ataques de ira o “depresión”.

“No todos los médicos entienden sobre todo lo que ha pasado un artillero de tanque; pero un artillero con otro artillero se entienden”, aseguró Simmons.

“Rescatamos animales que, de otra manera, serían víctimas de eutanasia, y ayudamos a veteranos que, de otra forma tal vez morirían”, concluyó Simmons.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje