VIH

La epidemia del SIDA repunta en tres lugares de distintos continentes

A primera vista, Nigeria, Rusia y Florida tienen poco en común, pero comparten el mismo problema: grandes grupos de personas contagiadas con VIH/SIDA y poca efectividad para atacar la epidemia.

Foto: Wikimedia Commons
Foto: Wikimedia Commons

Nigeria, Rusia y el estado de Florida, en EE.UU., tienen el mismo problema: la cantidad de contagios de personas con virus de inmunodeficiencia humana (VIH) causante del SIDA, no parece responder a mecanismos gubernamentales ni políticas de salud pública que dejan entrever que la epidemia de este fatal padecimiento está lejos de terminar.

Cinco de las principales métricas que los expertos en salud pública siguen para medir el progreso contra el VIH son: ¿Cuántas personas viven con el virus? ¿Cuál es la tasa de infección nueva? ¿Qué porcentaje de personas infectadas está recibiendo medicamentos antirretrovirales, que evitan las enfermedades y previenen la transmisión? ¿Cuántas personas infectadas han progresado hasta presentar el SIDA y cuántas han muerto a causa de él? ¿Y cuántos niños fueron infectados por sus madres?

Gran parte del mundo ha visto disminuciones alentadoras en muchos de esos frentes. Pero Nigeria, Rusia y Florida se destacan de sus vecinos y, en algunos casos, del mundo entero. Ninguno de estos tres lugares tiene números altos en cada una de estas medidas. Pero cada uno ocupa el primer lugar -una distinción poco envidiable- en al menos una de las cinco métricas evaluadas por el total de casos, tasas y/o proporciones.

Así lo publicó la revista Science haciendo resumen de un reciente estudio que concluyó que estos tres lugares en particular siguen con la alerta máxima en cuanto al creciente número de casos de personas contagiadas.

“El objetivo de este estudio no es avergonzar a Rusia, Nigeria o Florida o, dadas sus profundas diferencias de población, política y economía, compararlos entre sí. Por el contrario, se describen los distintos desafíos que han obstaculizado la respuesta de cada localidad al VIH/SIDA y se resaltan a las personas que se enfrentan a esas deficiencias y proponen soluciones locales a medida”, explicó Jon Cohen en es artículo que figura esta semana en la portada de Science.

Lejos de terminar

Desde 2008, Nigeria ha reportado más casos de transmisión de madre a hijo (TMH) que cualquier otro país. No tiene la epidemia más severa en su región, pero tiene 3.2 millones de personas infectadas por el VIH, un gran desafío para los organismos de salud locales. Guinea Ecuatorial, por el contrario, tiene la tasa de infección más alta y la mayor prevalencia de VIH, ya que tiene una población total de solo 1.2 millones.

La tasa de nuevas infecciones en Rusia supera a todos los demás países de Europa oriental y Asia central, incluso Ucrania, que tiene más personas infectadas per cápita. El acceso limitado a los medicamentos antirretrovirales contribuye al alto número de nuevas infecciones en el país, porque es más probable que las personas no tratadas transmitan el virus. El único indicado en el que repunta este gigante es en la TMH.

Comparado con otros estados de EE.UU., Florida tiene un gran problema con el SIDA. Georgia tiene las tasas más altas de nuevas infecciones, pero solo tiene la mitad de la población de Florida. Nueva York tiene una población infectada más grande, pero tiene una tasa de mortalidad más baja y menos indicadores de nuevos contagios. Estados Unidos solo tuvo 122 niños recién diagnosticados en 2016, algunos detectados tarde y posiblemente nacidos en otro lugar, pero Florida nuevamente se destaca en esta infame lista.

 

 

 

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje