NUEVA CLASIFICACIÓN

La OMS reconoce como trastorno mental la adicción a los videojuegos

La nueva clasificación advierte que la afición excesiva a los videojuegos puede dañar considerablemente la vida personal y social, la educación y el trabajo de la persona y otras esferas importantes.

La OMS reconoce como trastorno mental la adicción a los videojuegos.
La OMS reconoce como trastorno mental la adicción a los videojuegos.

La adicción a los videojuegos fue calificada de trastorno de la salud mental por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su nueva edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11)

La clasificación, muy criticada por algunos especialistas, fue adelantada por New Scientist el pasado mes de diciembre.

Sin embargo el hecho de que sea incluida dentro de este catálogo no supone que las personas que disfrutan de los videojuegos tengan necesariamente un problema, sino que el código se referirá a aquellos a que utilicen los juegos de forma excesiva y en unas circunstancias que puedan acarrearles consecuencias negativas.

“El trastorno por videojuegos se caracteriza por una adicción persistente o repetida a los juegos online u offline”, dice la descripción de la enfermedad publicada este lunes en la ICD-11 en la página web de la OMS.

Entre las síntomas del trastorno se destaca la incapacidad de la persona de controlar la frecuencia, duración e intensidad de las sesiones de juego, la falta de otros intereses en la vida, la prioridad de los videojuegos sobre la tareas diarias, así como el deseo de continuar jugando a pesar de las consecuencias negativas.

El artículo de la CIE-11 advierte que la afición excesiva a los videojuegos puede dañar considerablemente la vida personal y social, la educación y el trabajo de la persona y otras esferas importantes.

De acuerdo con la clasificación, los síntomas de la adicción a los videojuegos se ven aproximadamente en el transcurso de un año.

La nueva edición del CIE-11 se presentará oficialmente ante la Asamblea Mundial en mayo de 2019 y entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2022.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje