DESCANSAR PARA PENSAR

La siesta puede mejorar el rendimiento de los adolescentes

Una investigación que analizó la relación entre la siesta y la función neurocognitiva en los adolescentes, confirma que esta práctica puede ayudar a su rendimiento en clase.

La siesta puede mejorar el rendimiento de los adolescentes. Foto: Pixabay
La siesta puede mejorar el rendimiento de los adolescentes. Foto: Pixabay

Las investigadoras chinas Xiaopeng Ji y Jianghong Liu, financiadas por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos analizaron la siesta del mediodía, la duración y calidad del sueño nocturno y el rendimiento en múltiples tareas neurocognitivas de estudiantes de escuelas en Jintan (China), para observar su relación.

El funcionamiento neurocognitivo es esencial para el aprendizaje, la emoción y el control del comportamiento, señalaron las investigadoras.

En China la siesta es una práctica cultural y los resultados del estudio mostraron una asociación positiva entre esa práctica y el rendimiento neurocgnitivo.

La siesta es saludable si dura menos de una hora

Una investigación japonesa advierte que las siestas diarias de más de 60 minutos aumentan el…

“La siesta diurna es bastante controvertida en los Estados Unidos. En China, el tiempo dedicado a la siesta está incorporado en el horario posterior a la comida. La practican muchos adultos en sus entornos de trabajo y también estudiantes en las escuelas”, dijo Ji.

Para el trabajo, que a diferencia de otros estudios similares se centró en los adolescentes, las investigadoras analizaron principalmente dos dimensiones de la siesta: su frecuencia y duración.

Resultados

Como resultado observaron que los estudiantes que durmieron habitualmente, con siestas de cinco a siete días a la semana, mantuvieron mejor la atención en clase y presentaron una mayor capacidad de razonamiento no verbal y memoria espacial. También mostraron una mayor precisión en las tareas de atención y una mayor velocidad.

Respecto al tiempo recomendado para dormir la siesta, Ji señala que el punto justo se sitúa entre los 30 y los 60 minutos. “Una siesta de más de una hora interfiere con el ritmo circadiano”, explicó, al tiempo que aconsejó no dormir la siesta después de las 16 horas.

Las investigadoras también hallaron una relación positiva entre la siesta y el sueño nocturno, algo que contradice a los hallazgos científicos hasta la fecha. Los que duermen habitualmente la siesta solían tener un mejor sueño nocturno.

Comprueban que dormir la siesta forma una parte integral del ritmo circadiano natural

Muchas comunidades y personas alrededor del mundo, como en algunos países de Europa, en Japón o…

“Esto difiere con lo que se pensaba en Estados Unidos, donde dormir la siesta sirve para reemplazar el sueño perdido durante la noche anterior. En consecuencia, se cree que eso puede interferir en el sueño”, afirmó Ji.

“En China, una siesta al mediodía se considera un estilo de vida saludable. Los que duermen rutinariamente son más propensos a experimentar un sueño saludable durante la noche. Por lo tanto, los que duermen habitualmente están entrenados para dormir bien y dormir más por la noche”, concluyó.

De todas maneras resaltó que se trata de un estudio observacional y que hacen falta más investigaciones para concluir una causalidad.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje