Imprimir

Arsénico y otras toxinas se encuentran en el 80% de las fórmulas para bebés

Un proyecto evalúa distintos alimentos para verificar si están o no libres de contaminantes. En una evaluación hecha a alimentos para bebés se encontraron varios elementos químicos peligrosos para la salud.

Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

La organización Clean Label Project, una iniciativa que prueba productos de consumo masivo para detectar contaminantes industriales, encontró la presencia de arsénico, plomo y cadmio, entre otros elementos químicos en al menos el 80% de las fórmulas para bebé.

Así se desprende de un artículo publicado en el USA Today, en el que se afirma que algunos productos promocionados como orgánicos tenían más del doble de arsénico que en los alimentos convencionales.

La ONG analizó 86 tipos distintos de fórmulas para bebés y verificó la existencia de al menos 130 toxinas distintas, que van desde metales pesados hasta productos químicos que pueden estar ligados al desarrollo del cáncer, según consigna en el sitio web de Clean Label Project.

“Es importante que los consumidores entiendan que algunos contaminantes del tipo metales pesados ​​como el plomo o el arsénico, se encuentran en el medio ambiente y no pueden simplemente eliminarse de los alimentos”, dijo un portavoz de la FDA a USA Today .

Límites poco claros

Aunque el arsénico fue el único químico dañino común encontrado en la mayoría de fórmulas para bebés, los especialistas también hallaron presencia de cadmio, que se usa en baterías o como estabilizador para el plástico. El estudio encontró que las fórmulas infantiles a base de soya tenían aproximadamente siete veces más cadmio  que otros tipos de fórmula para bebés.

Tanto el arsénico como el cadmio son carcinógenos, según la Sociedad Estadounidense del Cáncer.

El año pasado, la Administración de Alimentos y Fármacos de EE.UU. (FDA) propuso una regulación que limitaría la cantidad de arsénico permitido en el cereal de arroz infantil, pero el límite aún no se está aplicando.

Clean Label también encontró plomo en el 36% de los 500 productos de bebé revisados, un hallazgo que respalda la investigación del Environmental Defense Fund que detectó plomo en aproximadamente el 20% de las muestras de alimentos para bebés.

La OMS invita a las mujeres a amamantar a sus bebés, pues la leche materna tiene anticuerpos que no se encuentran en las fórmulas sustitutivas, y es una fuente de alimentos asequibles y nutritivos que pueden fomentar un desarrollo saludable. La OMS también advierte que en las comunidades que carecen de acceso a agua potable, la fórmula que debe mezclarse con agua puede suponer un riesgo adicional.

 

 

Estos temas te pueden interesar:
Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión