Imprimir

Los perros pueden proteger contra el eczema y el asma infantil

La Asociación Americana sobre la Alergia, el Asma y la Inmunología (ACAAI) presentó dos investigaciones que señalan que un perro en casa ayuda a disminuir síntomas del asma y genera un efecto protector contra el eczema alérgico en los niños.

Los perros pueden proteger contra el eczema y el asma infantil. Foto: Wikimmedia

Los perros pueden proteger contra el eczema y el asma infantil. Foto: Wikimmedia

Los perros son considerados el mejor amigo del hombre, son dulces, leales, juguetones, compañeros y para muchos alegran la vida que quien convive con ellos. Sin embargo más allá de su compañerismo los perros pueden generar efectos positivos en la salud de sus amigos humanos, especialmente en los niños, así lo han demostrado diversos estudios científicos a lo largo de los años.

Perros; los mejores aliados para el tratamiento de pacientes psiquiátricos en Francia

Desde hace diez años el Centro Philippe Pinel en Francia realiza "canoterapia", un tratamiento que recurre a los perros para ayudar a los pacientes psiquiátricos.

Ahora dos nuevas investigaciones presentadas en la Reunión Científica Anual del Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología (ACAAI por sus siglas en inglés) en Bostón sugieren tener un perro casa puede hacer que los más pequeños de la casa sufran menos ataques de asma y desarrollen menos casos de eczema.

En el pasado se creía que los podrían aumentar el riesgo de alergias y otros problemas en los niños, pero los nuevos trabajos demuestras que es más bien al revés.

El primer estudio, realizado por un equipo de investigación de ACAAI y dirigido por el Dr. Gagandeep Cheema, se centró en cómo influye el contacto con perros de forma diaria en embarazadas y cómo disminuye el riesgo de eczema infantil.

El eczema o dermatitis atópica es una condición que se caracteriza por erupciones de la piel y manchas de piel seca que cursan con comezón y que aparecen con mayor frecuencia en las manos, pies y cara, así como en los codos y detrás de las rodillas.

Las causas exactas de eczema siguen sin estar claras, pero los expertos coinciden en que es probable que ocurra cuando el sistema inmune reacciona en respuesta a ciertos alérgenos o irritantes.

Para el trabajo se solicitó a las madres embarazadas que estuvieran con un perro dentro de la casa durante al menos una hora todos los días.

“Aunque el eczema es muy común en los niños, muchas personas no saben que hay una progresión asociada con él en la cual los niños pueden desarrollar alergias de comida, alergias nasales y asma”, explicó Cheema, y afirmó “queríamos saber si la presencia de un perro tendría un efecto positivo en ese progreso que lo desaceleraría”.

Como resultado encontraron que los niños nacidos de madres que habían estado en contacto con perros durante el embarazo eran menos propensos a desarrollar eczema hasta la edad de 2 años en comparación con los niños cuyas madres no habían tenido convivencia con un animal.

“Descubrimos que la exposición de una madre a los perros antes del nacimiento de un niño se asocia significativamente con un menor riesgo de eczema a los 2 años, pero este efecto protector disminuye a los 10 años”, precisó el doctor Edward M. Zoratti que también participó del estudi.

El asma y las alergías

En el segundo estudio, cuyo autor principal es el Dr. Yang Po-Tsou, se examinó cómo el contacto con los perros durante la infancia están relacionados con la reducción de la severidad del asma en los niños.

Los investigadores examinaron los efectos de dos tipos diferentes de exposición del perro en niños con asma: la exposición a la proteína que desencadena una reacción en los niños alérgicos a estos animales y la exposición a ciertas partículas, en particular bacterias, que un perro podría transmitir.

Como resultado encontraron que los niños que fueron expuestos a las bacterias y otras partículas que los perros pueden transmitir lo que produjo es una reducción de los síntomas de asma, mientras que la exposición a los alérgenos sigue siendo una preocupación importante para los niños que son hipersensibles a este animal.

Como conclusión explicaron que en el caso de que exista alergia a los perros se seguirá teniendo alergia y se debe evitar el contacto con ellos pero si se padece asma el contacto con estos puede ayudar a reducir los síntomas.

A su vez señalaron que el contacto con los perros no aumenta el riesgo de alergia, si no que sólo afecta a aquellos que sean alérgicos a los perros concretamente pero no hace que haya más casos de alergias

Estos temas te pueden interesar:
Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión