Actualidad

29 de octubre: Día mundial del accidente cerebrovascular

Durante el domingo 29 se celebra una jornada en la que el accidente cerebrovascular (ACV) o ictus es el centro de atención a nivel internacional con el fin de que la población tome conciencia sobre los riesgos, los cuidados necesarios y la prevención.

29-de-octubre-dia-mundial-del-accidente-cerebrovascular

Las enfermedades vasculares del sistema nervioso, junto con las cardiovasculares, son la primera causa de muerte en el mundo y dejan secuelas irreversibles que repercuten en la vida de miles de personas. Asimismo, se hace hincapié en las mujeres porque se ha observado una frecuencia muy alta en este sector de la población: seis de cada 10 lo padecen. Por ende, la mortalidad también es mayor en las personas de sexo femenino y esto se debe a que la enfermedad se presenta en la mujer a mayor edad que en el hombre, lo cual se traduce en un peligro más alto.

Causas

En primer lugar, es necesario tener en cuenta que el ACV se produce de la misma forma que el infarto de miocardio, pero la diferencia radica en que ocurre en el cerebro. Por lo tanto, se suscita la interrupción del flujo de sangre hacia el cerebro; cuando esto sucede, el órgano pierde su suministro de oxígeno y nutrientes, y genera la pérdida de vitalidad de un área cerebral. Entre las causas más frecuentes se encuentra la obstrucción de una zona arterial por coagulo sanguíneo y ésta se estrecha al padecer ateroesclerosis; se puede afirmar que se trata del mismo proceso que se observa en el corazón. En tanto, la ateroesclerosis se observa en todas las arterias y se desarrolla a lo largo de la vida de la persona.

Factores de riesgo

Los principales factores de riesgo cardiovascular (FRCV) , asociados a esta enfermedad, son la hipertensión arterial y la diabetes. Por otra parte, también sobresale la fibrilación auricular: arritmia cardíaca que presenta riesgo de formar coágulos dentro de las estructuras del corazón y en los casos en que se desprenden pueden llegar al cerebro y ocluir estructuras vasculares.

Posibles secuelas

La pérdida de la capacidad motora en un hemicuerpo, sumada a las dificultades para hablar y comprender, son secuelas frecuentes y dramáticas tanto para la persona afectada como para su entorno. Dependiendo de la zona que irriga la arteria afectada en el ACV, serán las secuelas que se presentarán.

Prevención y cuidados necesarios

Existe una serie de consejos para enlentecer el proceso de aterosclerosis:

  • Evitar el consumo de tabaco.
  • Mantener una alimentación saludable.
  • Practicar actividad física.
  • Realizar el control de hipertensión arterial, diabetes y dislipemias (grasas de la sangre).

En SUAT hemos instrumentado un chequeo especial para hipertensos, en el entendido de que un inadecuado conocimiento y control de la referida enfermedad está íntimamente vinculado al peor pronóstico de las enfermedades del corazón y vasculares en general.

Es fundamental mencionar que hay otro tipo de accidente cerebrovascular, llamado hemorragia cerebral, lo cual se observa cuando se genera la rotura de un vaso sanguíneo en el cerebro. Estos casos suelen vincularse a la hipertensión arterial mal controlada.

Por todo lo planteado, es esencial reconocer rápidamente los síntomas de un accidente cerebrovascular y consultar en forma inmediata porque algunos de los tratamientos son muy efectivos sólo si se llevan a cabo en un estrecho margen de tiempo luego de instalado el ACV.

Recientemente, el Ministerio de Salud de Uruguay ha establecido una serie de objetivos sanitarios para alcanzar en el año 2020. Uno de ellos está vinculado al ACV, y se plantea disminuir la mortalidad por ACV entre los 30 y los 69 años de edad (5.04 %), disminuir la morbilidad y la discapacidad por ACV.

Las líneas de acción propuestas son:

  • Implementar estrategias de comunicación periódica que tiendan a la sensibilización y conocimiento de la población respecto a los síntomas y la consulta temprana con énfasis en la perspectiva de género y la incidencia diferencial en ambos sexos.
  • Aplicar un protocolo de primera atención ACV para referencia oportuna a unidad de ACV especializada.
  • Crear unidades regionales ACV en cantidad adecuada y con complementación de servicios (atendería al 90 % de los casos de ACV).
  • Implementar uso de trombolíticos -medicamentos que permitan destruir el coágulo y desobstruir la arteria responsable-, en personas que lo requieran (del 10 al 20 % de los ACV isquémicos).
  • Realizar trombectomía -eliminación del trombo- en personas que lo requieran; sería del 1 al 2 %.
  • Universalizar el acceso a la rehabilitación post evento en forma precoz con abordaje interdisciplinario.
  • Definir un Servicio de Referencia en tratamiento de ACV (Unidad de ACV del Centro Cardiovascular Universitario) para prestadores públicos y privados.

Dra. María Dutra
Médica de SUAT

En SUAT contamos con una amplia variedad de especialistas que podrán asesorarte considerando tus necesidades personales. Más información ingresando aquí

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje