Imprimir

Semana del corazón 2017

En el mes del corazón reafirmamos el amor por lo que hacemos: cuidar tu vida Por esta razón, te brindamos una serie de consejos para saber cómo cuidarlo en el marco de la Semana del Corazón 2017 -la cual se extiende del 25 de setiembre al 1° de octubre-.

semana-del-corazon-2017

Bajo el lema “Hay cambios que hacen la diferencia”, correspondiente a la campaña nacional 2017 de la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular, te proponemos algunas recomendaciones:

  • Consumir alimentos saludables: por lo menos cinco porciones de frutas y verduras al día y evitar las grasas saturadas de los alimentos procesados -estos también contienen niveles elevados de sal-.
  • Permanecer activo: unos 30 minutos diarios o 150 minutos semanales de actividad física moderada pueden ayudar a prevenir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.
  • Decirle NO al tabaco: el riesgo de enfermedad coronaria se reducirá a la mitad en el año siguiente y volverá a un nivel normal con el tiempo.
  • Ambiente libre de humo de tabaco: procurar espacios 100 % libres de humo.
  • Mantener un peso saludable: la pérdida de peso, especialmente si se acompaña con una baja de la ingesta de sal, llevará a disminuir la presión arterial. La hipertensión arterial es el factor de riesgo número uno para el accidente cerebrovascular y un factor importante para aproximadamente la mitad de todas las enfermedades del corazón.
  • Conocer tus números: será necesario visitar a un profesional de la salud para que pueda medir tu presión arterial, así como los niveles de colesterol y glucosa, junto con la medida de circunferencia de cintura, cadera y el Índice de Masa Corporal (IMC). Una vez que conozcas tu riesgo general, un médico podrá indicarte un plan de acción específico para mejorar tu salud.
  • Limitar la ingesta de alcohol: el consumo excesivo puede producir elevación de la presión arterial y aumento de peso.
  • Ejercicio en los lugares de trabajo: incluir la actividad física en tu agenda de trabajo al ir caminando o en bicicleta, y bajarte del ómnibus o del auto al menos tres cuadras antes e ir aumentando las distancias. También es muy útil optar por las escaleras y dar un paseo durante el descanso para almorzar.
  • Elegir alimentos saludables en el trabajo: por ejemplo, puedes ingerir comida saludable al llevarte viandas elaboradas en tu propio hogar.
  • Momentos libres de estrés: si bien no se ha demostrado que el estrés sea un factor de riesgo directo para la enfermedad cardíaca, sí está relacionado con el acto de fumar, beber alcohol en exceso y la alimentación insalubre -todos estos son factores de riesgo cardiovascular-.

En SUAT contamos con un servicio personalizado que tiene por objetivo tanto la prevención de afecciones cardíacas como la rehabilitación cardiológica. Más información aquí .

Estos temas te pueden interesar:
Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión