AVANCE CLÍNICO

Nuevo fármaco es capaz de develar al VIH oculto en células

La infección causada por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) puede ser ampliamente controlado gracias a las terapias antirretrovirales, que el paciente debe tomar toda su vida, pero aún no se ha conseguido curarlo.

Linfocito atacado por VIH. FOto: Wikimedia Commons
Linfocito atacado por VIH. FOto: Wikimedia Commons

Son muchos los esfuerzos científicos que se han realizado por décadas para encontrar la cura al VIH, y a su espectro de enfermedades resultante, el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), aunque aún no se ha conseguido algún avance significativo que pueda ser considerado solución.

El VIH es difícil de atacar porque tiene una gran capacidad de ocultarse dentro de algunas células, que se denominan reservorios virales, en donde permanece latente esperando poder reactivar la infección.

Ahora el vorinostat, un fármaco recientemente desarrollado y probado por un grupo de científicos, demostró que es seguro en humanos con la infección, y que podría incluso revertir la fase de latencia del VIH, allanando el camino a su destrucción, según aseguran los responsables del paper publicado en la revistaJournal of Clinical Investigation.

Facilitando la detección

El vorinostat o ácido hidroxámico-suberoilanilida es un inhibidor de la enzima histona deacetilasa capaz de interrumpir la fase de latencia del VIH, que ha sido antes empleado en el tratamiento de algunos tipos de linfoma. Los científicos administraron una dosis del medicamento cada 48 o 72 horas a 16 pacientes con VIH y con una carga viral controlada por tratamientos antirretrovirales. Los resultados mostraron que  la detección del virus latente en los linfocitos CD4+ fue mucho más fácil cuando el fármaco fue administrado en una única dosis cada tres días.

Mientras duró el estudio, la carga viral en los pacientes se comportó de manera controlada y estos no sufrieron efectos secundarios graves. Una dosis única puede exponer al virus que ha permanecido oculto durante varios años “pero hemos necesitado dos estudios en los últimos cinco años para definir el intervalo de dosis apropiado para utilizar el fármaco de una forma eficaz y segura”, afirman los autores, según publica el portal científico nmas1.

Sin embargo, aunque se encontró dicha facultad, el vorinostat no fue capaz de destruir el VIH, aunque los científicos responsables aseguran que el siguiente paso será combinarlo con una inmunoterapia antiviral.  “No esperamos un éxito inmediato, pero sí lograr progresos significativos en el desarrollo de tratamientos que puedan llegar a curar el VIH”, concluyen.

El estudio completo se puede leer en este vínculo.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje