Imprimir

Amamantar podría proteger a las mujeres de la esclerosis múltiple

Una nueva investigación encontró que las madres que dieron pecho a uno o más niños durante un total de 15 meses, o más, mostraron un 53% menos de probabilidades de desarrollar esclerosis múltiple que las que no habían amamantado o lo hicieron por periodos más cortos.

Amamantar podría proteger a las mujeres de la esclerosis múltiple. Foto: Pixabay

Amamantar podría proteger a las mujeres de la esclerosis múltiple. Foto: Pixabay

La ciencia sigue encontrando más beneficios de la lactancia materna, ya no sólo para los bebés sino también para las madres que amamantan. Un nuevo estudio divulgado por HealthDay News señala que las mujeres que amamantaron durante un periodo más prolongado, superior al año del bebé, podrían ser menos propensas a desarrollar esclerosis múltiple (EM) que las madres que no lo hicieron o que amamantaron durante periodos más cortos.

Los investigadores compararon a casi 400 mujeres con EM o su precursor, conocido como el síndrome clínicamente aislado (SCA), con un grupo similar de mujeres con un buen estado de salud que completaron cuestionarios que se enfocaron en sus embarazos, la lactancia, el uso de anticonceptivos hormonales y factores relacionados.

Resultados

Como resultado encontraron que las madres que dieron pecho a uno o más niños durante un total de 15 meses o más tenían un 53% menos de probabilidades de desarrollar EM o SCA que las que habían amamantado entre cero y cuatro meses en total.

De las mujeres sanas, 85 habían amamantado durante 15 meses o más, frente a 44 de las que tenían EM. A su vez entre las mujeres sanas, 110 habían dado el pecho durante 0 a 4 meses, frente a 118 de las que tenían EM.

La Dra. Annette Langer-Gould, científica investigadora en neurología en Kaiser Permanente, en Pasadena, California manifestó que “nadie había mostrado antes que amamantar pudiera tener un beneficio prolongado en el sistema inmunitario de la madre”, y consideró que se trata de “otra evidencia de que las mujeres que deseen dar el pecho deben recibir respaldo para hacerlo”.

Langer-Gould expresó que había pensado inicialmente que la falta de ovulación podría tener un rol en el riesgo de EM. Pero los resultados del estudio mostraron que la cantidad total de años de ovulación de una mujer no se vinculaba con el riesgo de EM. Tampoco se encontró relación con otros factores estudiados como la cantidad de embarazos o el uso de anticonceptivos hormonales.

Más investigación

La científica cree entonces que la lactancia materna prolongada suprime las células pro-inflamatorias que pueden contribuir al desarrollo de la EM.

“Es del todo especulativo porque, una vez más, nadie en realidad lo ha estudiado”, expresó al aclarar que la nueva investigación, publicada en la edición en línea del 12 de julio de la revista especializada “Neurology”, no prueba una relación causal entre amamantar más tiempo y un riesgo más bajo de EM, y solo muestra que hay una asociación.

En ese sentido consideró que se necesita más investigación para definir mejor los factores biológicos implicados en la lactancia materna y el riesgo de EM. Y manifestó que nuevos estudios podrían potencialmente ofrecer pistas sobre el desarrollo de la EM en general, independientemente del sexo, la edad o el estatus de fertilidad.
“Siempre existe el potencial de encontrar un nuevo marcador o vía”, concluyó.

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión