RELACIÓN

Investigación asocia los trastornos del sueño con el Alzheimer

Un estudio publicado en la revista científica 'Neurology' encontró una correlación entre los trastornos del sueño y el riesgo de desarrollar Alzheimer.

Investigación asocia los trastornos del sueño con el Alzheimer.
Investigación asocia los trastornos del sueño con el Alzheimer.

La falta de sueño o el insomnio está relacionada con una gran variedad de problemas de salud, como la disfunción cognitiva, la diabetes, el estrés, la presión arterial alta, la obesidad y una mala calidad de vida en general.

Un nuevo estudio realizado por la Universidad de Wisconsin-Madison (EE. UU.) señala que los trastornos del sueño también pueden influir sobre la enfermedad de Alzheimer.

“La evidencia previa ha demostrado que el sueño puede influir en el desarrollo o progresión de la enfermedad de Alzheimer de varias maneras; por ejemplo, la interrupción del sueño o la falta de sueño pueden conducir a la acumulación de placa amiloide, porque el sistema de depuración del cerebro entra en acción durante el sueño”, explicó Barbara B. Bendlin, líder del estudio.

El trabajo fue publicado la semana pasada en Neurology, la revista médica de la Academia Americana de Neurología. Para llegar a esa conclusión los científicos trabajaron con 101 personas (de 63 años de media) que tenían habilidades cognitivas normales pero presentaban algún riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer, ya fuese por contar con un familiar con la enfermedad o porque tenían el gen de la apolipoproteína E, que inclina la balanza.

Como parte del estudio los participantes debieron responder un cuestionario sobre la calidad de su sueño, y proporcionaron muestras de líquido cefalorraquídeo.

Resultados

Los investigadores encontraron que las personas que dijeron tener peor calidad de sueño, más problemas de sueño y somnolencia diurna presentaban más marcadores biológicos de la enfermedad de Alzheimer en su líquido cefalorraquídeo quienes carecían de problemas de sueño. Esos marcadores biológicos fueron signos de amiloide, tau y daño a las células cerebrales e inflamación

Los resultados se mantuvieron igual incluso después de ajustar posibles factores de confusión, como el uso de medicamentos para dormir, el nivel educativo, la depresión y el índice de masa corporal (IMC).

Así el estudio señala que el sueño deficiente puede ser un signo de que las personas que están saludables pueden tener más en riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer en el futuro que quienes no tienen problemas de sueño.

De todas maneras los autores del estudio explicaron que no todos los trastornos del sueño se asocian a signos de alzhéimer, ya que por ejemplo no encontraron relación entre los marcadores biológicos del líquido cefalorraquídeo y la apnea obstructiva del sueño.

Por lo tanto, Bendlin explicó que “todavía no está claro si el sueño afecta al desarrollo de la enfermedad o si la enfermedad afecta a la calidad del sueño” y consideró que “es necesaria más investigación para definir aún más la relación entre el sueño y estos biomarcadores”.

“Es posible que la intervención temprana en personas con riesgo de la enfermedad de Alzheimer pueda prevenir o retrasar el inicio de la enfermedad”, aseguró.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje