Imprimir

Uno cada siete cánceres de estómago se evitaría reduciendo consumo de sal de mesa

El consumo promedio de la población estudiada –en Gran Bretaña- es de 8,6 gramos diarios, 43% por encima del máximo recomendado por la Organización Mundial de la Salud. El mismo criterio aparecen comparativamente en otras naciones, europeas y americanas, donde las carnes y las comidas de fuerte contenido protéico, tienen preferencia en la dieta.

Además de incrementar los riesgos de cáncer, los riesgos cardiovasculares y cerebrovasculares, están priorizados por el consumo excesivo de cloruro de sodio, a lo que los médicos recomiendan no espolvorear con sal los alimentos y atenerse al que los mismos contienen ya, al comprarlos.

Cada vez más sal en alimentos preparados

Los científicos están bregando para que los países desarrollados, tengan una normativa uniforme en materia de etiquetado obligando a todas las empresas a informar debidamente al consumidor sobre los contenidos de sal, azúcar, y grasas que contiene un producto.

El 75% de la sal que actualmente se consume proviene de los alimentos industrializados, como comidas preparadas, quesos, papas fritas embolsadas, galletas y carnes procesadas.

Se estima que del casi millón de casos anuales de cáncer de estómago que anualmente se diagnostican en el mundo, un 14% podrían evitarse si se limitara el consumo de alimentos salados y de la agregada de “motus” propio a un máximo de seis gramos diarios.

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión