Imprimir

España acuerda limitar 10% la sal y 5% la grasa en todos los embutidos industriales

El Ministerio de Sanidad español, recibió el elogio de la Organización Mundial de la Salud, ante la obligación que asumirán industriales y carnicerías para reducir los elementos que favorecen la obesidad de los españoles.

Uno de cada seis ciudadanos en España padece de obesidad, según la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición. “Disminuir el consumo de sal y de grasas saturadas, busca reducir enfermedades asociadas a este consumo como son, la diabetes o las patologías cardiovasculares y mejorar la calidad de la dieta de los españoles”, afirmó la entidad.

Las peores: morcillas y butifarras

Ricos en sabor y ricos en sal y grasa, las preferencias de los españoles en poco difieren a la hora de algunos embutidos de las que se estilan en el Río de la Plata. Las morcillas y otros “embutidos de sangre”, tienen hasta un 31% de grasa, mientras que las butifarras alcanzan el 23%, verdaderas bombas de tiempo contra la salud cardiovascular.

Desde el Ministerio de Salud se afirma no obstante que pese a la reducción a que deben comprometerse todos los fabricantes cumplir antes de concluir 2013, los productos mantendrán el mismo sabor, textura y calidad de los que se producen a la fecha “y seguirán manteniendo  los rasgos del producto original”.

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión