Construcción

SUNCA: Tenemos identificado al enemigo que nos quiere degollar a la vuelta de la esquina

“No vamos a apuntar los cañones hacia adentro, ni vamos a salir con las tripas en las manos, porque tenemos identificado al verdadero enemigo que nos quiere degollar a la vuelta de la esquina”, dijo el presidente del Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (SUNCA), Daniel Diverio, durante el 17º Congreso del gremio.

Presidente del Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (SUNCA), Daniel Diverio.
Presidente del Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (SUNCA), Daniel Diverio. Foto: SUNCA.

Este jueves 13 de febrero se realizó la apertura del 17º Congreso del SUNCA, en el Platense Patín Club. La reunión contó con la presencia del presidente de la República, Tabaré Vázquez.

En dicho marco, Diverio manifestó sentir “orgullo” por la presencia de trabajadores en la política y en el Parlamento y por el hecho de que por primera vez haya un senador albañil.

“Por eso, querido Oscar Andrade, está claro que sentimos orgullo y que estamos contigo”, sentenció Diverio.

El dirigente del SUNCA manifestó que el escenario político de Uruguay “no puede ser analizado en forma separada de lo que ocurre en América Latina, “porque en el continente los avances siempre fueron en bloque, pero los retrocesos también”.

Diverio remarcó que a partir de una profunda crisis estructural del capitalismo, que es crisis económica, energética, ambiental y alimentaria, hace que América Latina “sea un botín preciado (por el petróleo, el gas natural y otros recursos) para las grandes potencias y, además, por ser una gran productora de alimento. Por eso el gran capitalismo quiere poner acá su pata ancha”.

Remarcó que “la derecha avanza en América Latina a partir de algunas debilidades de los gobiernos de izquierda y de nuevos métodos de golpes de Estado, como por ejemplo en Honduras, Paraguay o Brasil”.

Expresó que América Latina está en dificultades, pero existen expectativas porque “alienta la lucha de todos los chilenos que están en las calles, de los indígenas de Bolivia y Ecuador, de los brasileños o del pueblo argentino que tiró para afuera a un oligarca como Mauricio Macri”.

“Alienta también la lucha del pueblo cubano ante el bloqueo criminal y genocida y la de México a través de la llegada de Andrés Manuel López Obrador al gobierno”, sentenció.

Diverio dijo que “es más difícil pelear contra la derecha cuando se está fragmentado”, por ello propuso fortalecer la herramienta central de los trabajadores de la construcción y buscar espacios de unidad con otras organizaciones sindicales de América y el mundo para lograr un “frente ancho”.

“No vamos a bajar ninguna bandera”

“No es momento de apuntar los cañones hacia adentro, sino de identificar al enemigo con claridad. No vamos a salir con las tripas en las manos, porque tenemos identificado al verdadero enemigo que es el que nos quiere degollar a la vuelta de la esquina”, sentenció.

Agregó: “No vamos a bajar ninguna reivindicación y ninguna bandera, porque está claro que este gremio no vacila, no achica y tenemos claro que vamos a seguir avanzando con los trabajadores”.

Dijo que “no hay ningún proceso de izquierda que pueda avanzar si no hay un movimiento sindical  fuerte que empuje para el lado que hay que ir, y también para marcar errores”.

Diverio reconoció que la dura derrota electoral de la fuerza política de izquierda también fue un golpe al conjunto del campo popular.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje