DESPEDIDA

Se realizaron las honras fúnebres a Eduardo Bleier con la presencia de Tabaré Vázquez

Este lunes se realizaron en el Paraninfo de la Universidad de la República las honras fúnebres a Eduardo Bleier, cuyos restos fueron hallados en el Batallón de Infantería Nº 13. El presidente Tabaré Vázquez participó del homenaje.

Honras fúnebres a Eduardo Bleier, en la Universidad de la República. Foto: Presidencia de la República.
Honras fúnebres a Eduardo Bleier, en la Universidad de la República. Foto: Presidencia de la República.

Una multitud se congregó en el Paraninfo de la UDELAR para despedir a Eduardo Bleier, el militante del Partido Comunista del Uruguay detenido por las fuerzas represivas en octubre de 1975, en el marco de la “Operación Morgan”.

Bleier falleció en 1976 a causa de los apremios físicos a los que fue sometido en el centro de reclusión clandestino conocido como “300 Carlos” o “Infierno grande”, ubicado en el Servicio de Material y Armamento, un predio contiguo al Batallón 13, donde el pasado 27 de agosto fueron encontrados sus restos.

En el marco del homenaje, el coordinador del Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia, Felipe Michelini, resaltó que el presidente de la República, Tabaré Vázquez,  el 1° de marzo de 2005, anunciaba que “se iba a excavar en los cuarteles, donde hubiera indicios de existencia de restos, para que dejaran de ser cementerios clandestinos”.

“En aquella oportunidad expresaba que quería saber ‘qué pasó con tantos ciudadanos, si están o no enterrados allí y, si están, serán recuperados, identificados y entregados sus restos a los familiares. Si no están, tendremos que saber por qué no están y qué pasó con ellos’”, recordó Michelini en alusión a las palabras de Vázquez cundo asumió el primer gobierno de izquierda.

Destacó que el cambio de la política sobre las graves y sistemáticas violaciones a los derechos humanos en el pasado reciente “dio así un giro muy radical”.

Dijo que es necesario recordar que el terrorismo de Estado avasalló las instituciones democráticas, sometió a un férreo control social y represivo a nuestro pueblo, consolidó la tortura sistemática, la violación y el abuso sexual de los detenidos, la prisión prolongada, las ejecuciones extrajudiciales y la desaparición forzada dentro y fuera de fronteras”,

“Sus víctimas fueron y son personas indefensas. La acción represiva fue una obra diseñada, ordenada y ejecutada desde las máximas autoridades del régimen incluidos, obviamente, los mandos militares”, remarcó.

A los crímenes les siguió tanto la “ineficacia como la anulación de los mecanismos de protección y la negación sistemática de los hechos”. Desde el mismo momento que ocurrieron fueron denunciados.

Recuperada la democracia, más allá de todos los esfuerzos, “el país fue sumido en la impunidad a través de la sanción, aplicación e interpretación de la Ley de Caducidad o de impunidad”.

Remarcó que Bleier “probablemente no pudo imaginarse la saña de las torturas a las que iba a ser sometido por su tarea vinculada a la militancia y a su condición de judío. Por otra parte, no pudo suponer jamás que el castigo a su compromiso se iba a trasladar a su esposa, a sus hijos y nietos por 44 años, al ser objeto de la desaparición forzada”.

Fue objeto de “durísimas torturas y vejámenes como lo señalan múltiples testimonios, y las condiciones en las que fueron hallados sus restos confirman el tratamiento recibido”.

“Los responsables de su secuestro, tortura, desaparición y muerte fueron muy valientes en el momento de torturar víctimas indefensas y por el contrario, han demostrado una cobardía sin límites a la hora de enfrentar sus responsabilidades, articulación de un pacto mafioso de negación o deformación de los hechos, ocultamiento de la información y la construcción de la mentira sistemáticas en el abuso burdo de todas las garantías del proceso para eludir sus responsabilidades de tan monstruosos hechos”, dijo.

Tabaré Vázquez durante el velatorio de Eduardo Bleier en el Paraninfo de la UDELAR. Foto Presidencia de la República.
Tabaré Vázquez durante el velatorio de Eduardo Bleier en el Paraninfo de la UDELAR. Foto Presidencia de la República.

Causa sagrada y tarea irrenunciable

Michelini remarcó que la búsqueda de detenidos desaparecidos por el terrorismo de Estado “debe ser una causa sagrada y tarea irrenunciable para dejar un legado de dignidad. Ese es el futuro que queremos y debemos construir”.

“Nuestra democracia y Estado de derecho no pueden sustentarse en ocultamientos, en cultura de la  impunidad ni en el olvido”, indicó.

Por tal motivo, definió como trascendente el trabajo de tantos y en especial de la Asociación de Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos.

“Continuar con la causa es el más sentido homenaje a Eduardo Bleier. ¡Viva la democracia uruguaya!”, sentenció Michelini.

También participaron de la despedida los integrantes de la fórmula presidencial frenteamplista, compuesta por Daniel Martínez y Graciela Villar, jerarcas de gobierno, legisladores, integrantes de organizaciones de derechos humanos y sindicales, y familiares de Bleier.

Restos hallados en el Batallón 13 corresponden a Eduardo Bleier

Los restos humanos hallados en el Batallón 13 de Infantería corresponden a Eduardo Bleier, quien…

Gerardo Bleier sobre su padre: “Estuvo siempre ahí…hasta que lo encontramos”

Luego de que se confirmó que los restos óseos hallados en agosto pasado en el Batallón 13…

Fiscal pide reabrir causa judicial de Eduardo Bleier y cambio de carátula por homicidio

El fiscal especializado en Crímenes de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe, solicitará que se…

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje