DEBATE

Cosse resalta los derechos conquistados y Larrañaga critica la omisión de deberes

La pre candidata presidencial por el Frente Amplio Carolina Cosse dijo que se siente orgullosa de que en Uruguay existan “más derechos garantizados”, y el nacionalista Jorge Larrañaga cuestionó al Gobierno por “omitir la agenda de deberes, obligaciones y valores”.

cosseylarrañaga

Cosse y Larrañaga participaron este martes 25 de junio de un nuevo debate político, que se realizó en canal 4.

Abordaron cuatro ejes temáticos: los desafíos para enfrentar el mundo del trabajo; seguridad ciudadana y convivencia; agenda de derechos (educación, salud, vivienda y políticas sociales) y desarrollo (país productivo, economía y política internacional).

Trabajo

Cosse dijo que cuando el Frente Amplio asumió el Gobieno en 2005, encontró un Uruguay totalmente sumergido y endeudado.

Agregó que hoy el país “es otro”. En ese sentido destacó el Sistema Nacional de Cuidados, la mayor cobertura de seguridad social y los profundos cambios en la matriz energética y de las telecomunicaciones.

“Más trabajo sí, pero no a costa de recortar salarios ni derechos, y sí en clave de estudio, reconversión laboral e innovación”, sentenció.

Se refirió a la necesidad de realizar una “fuerte promoción de la inversión privada para infraestructura, cuidando el déficit fiscal”. Planteó una campaña de reconversión laboral y hacer fuerte énfasis en el desarrollo científico.

“Lo que no hace falta es volver a recetas neoliberales que llevaron a la industria nacional a la ruina, ni promesas demagógicas de empleo y menos anunciar un shock de austeridad que nadie sabe cómo será”, dijo Cosse.

Por su parte, Larrañaga cuestionó que el país perdió 60 mil puestos de trabajo en los últimos cinco años. Dijo que “el Frente Amplio ha desvalorizado la cultura del trabajo y ha hecho una caricatura de los títulos universitarios”.

Planteó un “pacto nacional sobre el trabajo” para impulsar la productividad mediante la exoneración de tributos y la disminución de los aportes patronales a la construcción. “Educación y trabajo van de la mano”.

Alertó que el 50% de los escolares de tercer año no tienen comprensión lectora.

Remarcó que el país necesita un “shock de honestidad” y “cumplir con lo que se promete”. Denunció que el Frente Amplio “atenta contra el trabajo y la propiedad”.

Seguridad

Otro eje temático fue el referido a la seguridad y la convivencia ciudadana.

Larrañaga manifestó que en materia de seguridad se está ante un “Gobierno fallido, porque no cuida a los uruguayos”.

“En Uruguay se constata un homicidio cada 20 horas, una rapiña cada 18 minutos y hay barrios copados”, cuestionó, y defendió su planteo de reforma constitucional para mejorar la seguridad pública, a lo que agregó el impulso de políticas de rehabilitación.

Propuso “mano firme” para conducir los destinos del país, “porque la delincuencia manda en las calles y en las cárceles”.

Larrañaga dijo que hay una situación dramática donde la droga está “perforando” a la sociedad uruguaya.

A su turno, Cosse respondió que una segunda generación de cambios implica convivir en paz. Indicó que el mundo y la delincuencia cambiaron en forma vertiginosa, por tanto se debe controlar la situación actual y “ejercer la autoridad con responsabilidad en el marco de la Constitución y la Ley, utilizando todas las herramientas tecnológicas para masificar los despliegues operativos que requieren la coordinación de 23 organismos públicos”.

A las acciones policiales se deben sumar las políticas de vivienda, empleo y acompañamiento social. “La seguridad se logra promoviendo la convivencia”.

Aseguró que las cárceles no sirven si se continúa reproduciendo el problema, en ese marco detalló que existen experiencias que funcionan bien, tales como la cárcel de Punta de Rieles.

También indicó que se impone un “plan de emergencia contra la violencia basada en género”.

Derechos

En el marco de las políticas de derechos, Cosse dijo que se siente orgullosa de que en Uruguay haya más derechos garantizados. “En salud se ha realizado una verdadera revolución que bajó a la mitad el índice de mortalidad infantil y terminó con la muerte materna por abortos clandestinos”.

Añadió que se creó un Plan de Emergencia que atendería a 45 mil hogares pero debió atender a 100.000. Además, remarcó que 80 mil personas recuperaron su visión, destacó el aumento de la matricula de UTU y la inversión edilicia en centros educativos.

Hizo mención a que en Uruguay existe “la mejor educación inicial con universalización en cuatro y cinco años, y una cobertura fabulosa en tres años”.

Cosse planteó que todas las escuelas pasen a un régimen de siete horas semanales.

A su turno, Larrañaga aseguró que no se propone eliminar la agenda de derechos, pero remarcó que “se deben respetar todos los derechos”.

“El Frente Amplio ha empobrecido la educación pública e hipotecó el futro, porque se reproduce la desigualdad”, lamentó. Añadió que “hoy el bolsillo determina la calidad de la educación pública”.

Cuestionó que se haya omitido la agenda de “deberes, obligaciones y valores”.

Agregó que “el Frente Amplio creó un derecho nuevo: el de vivir en la calle, debajo de un cartón y un nailon”, y subrayó que aumentó la cantidad de personas en situación de calle y en asentamientos.

Lamentó que la gente tenga que recurrir a la Justicia para poder acceder a los medicamentos de alto costo, a lo que calificó como “una vergüenza”.

Desarrollo

Por otro lado, en cuanto al país productivo, Larrañaga manifestó que “no hay un clima favorable a la inversión”. Dijo que se constataron más de 200 concordatos en los últimos dos años, y denunció que cierra un tambo cada 40 minutos, además se plantarán 35 mil hectáreas menos de arroz.

“Nuestro proyecto es nacionalista, wilsonista, y se asienta sobre la base del desarrollo nacional integral y local, para llevar adelante un desarrollo agroindustrial exportador”, afirmó.

Expresó que “el déficit fiscal es de 4,8% del Producto Bruto Interno, el más alto desde 1985, y la deuda se multiplicó por tres: más de 38.000 millones de dólares”.

Enumeró que el Frente Amplio se embarcó en negocios “ruinosos”, tales como: “PLUNA, ANCAP, casinos, la regasificadora, Envidrio y otras”.

Denunció que existe “un par de centenas de empresas que escapan al contralor del derecho público y, sin embargo, funcionan con el dinero de los uruguayos”.

Planteó un “fuerte compromiso contra el despilfarro y la corrupción”, y dijo que es necesaria la apertura al mundo porque Uruguay está “cercado por afinidades ideológicas”.

Larrañaga manifestó que el Frente Amplio tiene un programa único, pero después tiene resultados pésimos en sus políticas, porque no saben gobernar.

Mientras que Cosse indicó que el Frente Amplio generó crecimiento económico durante los últimos 15 años y tuvo que arrancar con un país sumergido, con el 40% de los compatriotas en la pobreza y una desocupación del 17%.  A partir de entonces, el crecimiento económico del país duplicó el promedio de América Latina.

Añadió que en los gobiernos del Frente Amplio jamás bajó el PBI y tampoco descendieron los salarios. “Esto se llama distribución de la riqueza”.

Por otro lado, dijo que “no se ha detenido el crecimiento de la apertura de mercados”.

Destacó el “imponente plan de infraestructura, rutas, alumbrado, escuelas y hospitales”.

Indicó que la crisis de la que habla la oposición no la ven los socios comerciales del país, ni las calificadoras de riesgo, ni la población.

Planteó llevar las actividades del futuro, que están concentradas en Montevideo, a donde están los trabajadores del Uruguay profundo realizando tareas agroindustriales.

“Nos quieren convencer de que este país es el mismo o peor que en 2005, pero subestiman la inteligencia de los uruguayos. Tenemos un mejor país y más justo”, sentenció.

Cosse manifestó que “el Frente Amplio tiene un programa único de Gobierno y, por otro lado, el Partido Nacional tiene un desvarío de frases y cuatro programas diferentes”.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje