RECHAZO

Lista 711 rechaza reforma constitucional de Larrañaga por “poco inteligente”

El diputado Felipe Carballo (Lista 711) aseguró que su sector político rechaza la reforma de la Constitución de la República que impulsa el pre candidato nacionalista Jorge Larrañaga sobre la seguridad pública, por considerarla “innecesaria y poco inteligente”.

CARBALLO1

Carballo considera que no se trata de “mano dura, ni mano blanda, sino de mano inteligente”.

“Sin dudas es una campaña política basada en el miedo, en las cifras de los delitos, que como gobierno nos tiene ocupados más que preocupados. Y rechazamos enfáticamente que se juegue con la sensibilidad de la gente a través del engaño y la mentira”, expresó el legislador frenteamplista.

Aseguró que “sería un retroceso en los derechos y garantías de la ciudadanía, si la reforma constitucional avanza”.

“No tenemos ninguna duda que mucha gente que acompañó la iniciativa lo hizo de manera espontánea ante la promesa de ‘vivir sin miedo’ que solamente es un eslogan vacío de contenido”, dijo.

También expresó que aún se está a tiempo de “dar batalla contra este engaño” y manifestó que “es responsabilidad de todo el sistema político informar correctamente a la ciudadanía”.

En tal sentido, el legislador de la Lista 711, de Raúl Sendic, manifestó que “es necesario aclarar que la creación de una Guardia Nacional Militar no tiene sentido, porque en Uruguay ya existe la Guardia Nacional Republicana con presencia en todo el país, con cerca de 1.500 efectivos que en breve serán 2.000”.

Acotó que “ningún militar está mejor preparado, con el nivel salarial, de alimentación, entrenamientos y armamentos que los miembros de la Guardia Republicana”.

La Constitución de la República “es clara al otorgarle al Ministerio del Interior el combate a la delincuencia, la represión al delito y los planes estratégicos de la seguridad pública en todo el territorio nacional. Son tareas totalmente distintas la militar que la policial, son oficios distintos como lo son la de un electricista y un sanitario, aunque los dos trabajen en una obra cumplen tareas diferentes”.

Indicó que Uruguay tiene más efectivos policiales per cápita que muchos países de la región, y “los militares no podrían hacer algo diferente a lo que hace la policía hoy, incluso los resultados podrían ser peores por que la formación es distinta”.

En tal sentido, Carballo preguntó: “¿Un comisario de la Policía va a obedecer lo que ordene un coronel del Ejército? ¿Un capitán del Ejército va a obedecer lo que le diga un agente de la Policía?”.

Ante ello, dijo que a la Policía “le está costando la lucha contra los delitos aun cuando está preparada para esa función, a diferencia de los militares que no han sido preparados para ese rol”.

El parlamentario indicó que existen experiencias de varios años de militares cumpliendo funciones netamente policiales, como por ejemplo: “la custodia perimetral de centros carcelarios, sin los resultados esperados ya que las fugas se han mantenido”.

Incluso, se han dado casos concretos donde “militares que estaban a cargo de la guardia perimetral colaboraron en fugas, llegando a casos más graves como lo fue la ejecución de un recluso por parte de un militar cuando este no representaba ningún riesgo para la guardia ni para terceros como lo indican las notas de prensas de su época”, recordó.

Detalló que la Policía trabaja de dos formas: “por orden superior o por iniciativa propia con base en los protocolos y las normas establecidas, mientras que un militar solo actúa por orden superior de acuerdo a la formación recibida”.

Es claro que “no tiene asidero juntar una guardia nacional militar con el Ministerio del Interior”.

Allanamientos y cadena perpetua

Por otro lado, dijo que con relación a los allanamientos nocturnos, basados en la experiencia de policías de larga trayectoria, “todos coinciden en que la noche es enemiga de los procedimientos policiales, porque, como dice el refrán, ‘en la noche todos los gatos son pardos’ y aplica para graficar la dificultad en los procedimientos desde la identificación de los colores, personas y elementos”.

Sin dudas que el allanamiento “nocturno favorece a la delincuencia o le ofrece por lo menos una oportunidad”.

Por lo tanto, “es necesario actuar en situaciones graves, pero siguiendo siempre un protocolo de acción que la Policía conoce bien”, consideró.

Carballo remarcó que en la actualidad “la norma prevé el procedimiento policial relacionado con el ingreso a un hogar en horario nocturno en casos extremos”.

Por otra parte, “afirmar que las bocas de drogas solo trabajan de noche es falso, por eso es tan necesario trabajar en inteligencia policial durante el día, para desarticular la logística de estas actividades ilícitas”.

Respecto a la cadena perpetua, recordó que el Código Penal “prevé una pena máxima de 30 años de penitenciaría con la posibilidad de 15 años más de forma excepcional para aquellos casos en que los análisis periciales establecen que el individuo aún no ha completado su rehabilitación y sigue constituyendo un riesgo para la sociedad”.

“Por lo tanto podríamos hablar de hasta 45 años de reclusión. Pero no se trata de años de cárcel sino de un conjunto de medidas que disuadan el delito”, subrayó.

Relacionado con la redención de pena propuesta, consideró que “posiblemente se llegue a un acuerdo en que no se debería aplicar para los delitos graves como homicidios, copamientos, violaciones, secuestros”.

Pero aclaró que para ello “no es necesario reformar la Constitución, bastará con una modificación de la Ley por iniciativa legislativa”.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje