ACUERDO SOCIAL

Gobierno, trabajadores y empresarios debaten sobre un nuevo acuerdo social

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, expresó que en el marco de un futuro acuerdo social se debe pensar en la necesidad de implementar un alivio tributario en alguna franja del IRPF, y en lograr sueldos no menores a 20 mil pesos.

Ex presidente de la Cámara de la Construcción, José Ignacio Otegui; ministro del Interior, Eduardo Bonomi; y el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira. Foto: LARED21.
Ex presidente de la Cámara de la Construcción, José Ignacio Otegui; ministro del Interior, Eduardo Bonomi;  juntos al presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira. Foto: LARED21.

Bonomi, el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira; y el ex presidente de la Cámara de la Construcción, José Ignacio Otegui, participaron este miércoles 28 de noviembre del evento: “¿Un nuevo acuerdo social para el Uruguay en desarrollo?”, que organizó el Espacio 609 y se desarrolló en el Hotel Embajador.

Durante el encuentro, Bonomi expresó que para los trabajadores, la negociación colectiva formaba parte de uno de los elementos para un acuerdo social, a lo que se sumaban los Consejos de Salarios, los fueros sindicales, las ocho horas del trabajo rural, la regulación del trabajo doméstico, y las políticas de seguridad laboral, entre otros.

Más adelante, el secretario de Estado manifestó que “se necesita una nueva sensibilidad, nuevas políticas y nuevos componentes de un acuerdo que sea más explícito con los sectores no asalariados y mantener el compromiso con los sectores asalariados”.

El jerarca expresó que “no se puede pensar en sueldos menores a 20 mil pesos, y que se necesita una alivio tributario en alguna franja del IRPF”. Añadió que las tarifas públicas “se deben utilizar para mejorar los ingresos de sectores sumergidos y para el apoyo a sectores rurales y pequeñas y medianas industrias, PYMES, cooperativas y economías sociales”, y remarcó que ello debe formar parte de un acuerdo.

También dijo que se deberá resolver la situación de la seguridad social, pero “no por el lado de aumentar la edad de jubilación, sino a través de otras posibilidades que tienen que ver con la innovación intelectual y sensibilización, porque es un tema que explotará en las manos a cualquier gobierno”.

Remarcó que, como ha dicho Enrique Iglesias, Uruguay necesita un “shock de infraestructura logística, productiva y urbana y eso es obra pública, por lo cual requerirá de un acuerdo social para analizar cómo se maneja esa inversión productiva”.

En otro orden, Bonomi se refirió a ciertas reflexiones que adjudicó a autoridades del gobierno chino, referidas a que la permanencia en el gobierno produce cuatro problemas que deben evitarse: “la gobernanza porque se tiende a gobernar por inercia, no caer en la debilidad de espíritu, no alejarse de la gente, y no caer en la corrupción”. Por lo cual, para todo ello también debe servir el acuerdo social.

El trabajo del futuro

Por su parte, Pereira expresó que dentro de no mucho tiempo Uruguay tendrá que dar un debate vinculado al “trabajo del futuro”, que requerirá otros niveles de educación y formación profesional, y agregó que allí ingresa el segundo tema que es al “acuerdo distributivo”, para lo cual se deberá tener la capacidad de generar una política de seguridad social que contemple a las personas que quedaron al costado del camino, debido a la ausencia de recapacitación.

Asimismo, indicó que se deberá dar un debate sobre “qué tipo de organizaciones se requieren para poder defender mejor a los trabajadores”.

Dijo que Uruguay tiene que tener herramientas para construir espacios de diálogo social.

Pereira manifestó que se deberían generar las condiciones para que más allá de quien gane las elecciones “se genere un diálogo sobre: educación, seguridad social y trabajo”.

“Parto de la base de que hay un conjunto de temas en los que se puede poner de acuerdo la mayor parte de los uruguayos”, indicó.

El dirigente sindical remarcó que Uruguay ha tenido un proceso de avances laborales muy importantes, el cual será sometido a una prueba de fuego, “es decir si es capaz de resistir el avance científico que será muy grande”.

Sin inversión, el país se muere

A su turno, Otegui manifestó que la capacitación es un elemento clave para empresarios y trabajadores, porque a través de ella se obtiene el conocimiento para el cambio, el cual es irreversible. A ello se le debe agregar la incorporación de tecnología y todo el esfuerzo del sector para tratar de lograr un mejor producto a un buen precio.

Subrayó que es “imprescindible” lograr un acuerdo social en el país para evitar las grietas o las fracturas a las que “la sociedad se encamina”.

El empresario planteó que se deben acordar en algunos temas centrales y “la educación” es uno de ellos.

Otegui resaltó también la importancia de la inversión externa e interna, porque aseguró que “si no hay inversión, el país se muere”. Aseguró que “no alcanza con la inversión pública, sino con la inversión privada, es decir, capitales locales y extranjeros”.

“A la inversión hay que tratarla con razonabilidad y apoyarla”, planteó, y agregó que se debe buscar la forma de reducir el déficit fiscal, y controlar las tarifas públicas a través de la mejorara de la gestión de las empresas públicas.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje