CONTROLES

Antes de 2005 no se controlaba a quienes ingresaban al país por río San Juan en Colonia

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, recordó que en el 2005, Tabaré Vázquez ordenó control de migraciones en Carmelo a quienes amarren en puerto de San Juan, Colonia, lo que antes no se hacía.

Bonomi

El senador del Partido Nacional Javier García expresó el pasado miércoles que el ministro Bonomi habría informado en una Comisión parlamentaria que “Ernesto Clarens el ‘arrepentido’ financista de la denominada ‘corrupción K’ ingresó a Uruguay 94 veces y cruzó por lo menos 50 veces más”.

“Entraba con dinero sucio, tranquilo, porque no lo registraban”, dijo el parlamentario.

García denunció también que existe una resolución de 2012 por la que se ordenó “no registrar lanchas”.

Indicó que en la resolución de la Inspectoría de Migración de Carmelo de la Dirección Nacional de Migración del Ministerio del Interior se comunicó que a partir del 20 de abril de 2012 no se atienden las embarcaciones deportivas como se venía haciendo y solo se atienden los que así lo soliciten.

Trasiego sin control de personas antes de 2005

Este jueves el ministro Bonomi realizó una conferencia de prensa para referirse a la situación.

En tal sentido, el secretario de Estado aseguró que las embarcaciones que arribaban al puerto deportivo ubicado en el río San Juan, cercano al Parque Nacional Anchorena, “utilizaban, sin pagar, los servicios como electricidad y agua,  interactuaban con lugareños, se trasladaban en camionetas hacia otras localidades y se retiraban casi sin control”.

“Esta situación cambió en 2005 por mandato de Tabaré Vázquez, quien se interesó personalmente por el asunto. La orden fue que las embarcaciones que llegaban tenían que hacer migraciones y control aduanero antes, en la ciudad de Carmelo”, indicó el secretario de Estado.

Remarcó que el “trasiego sin control de personas por el puerto de San Juan, antes de 2005, era práctica común”.

Por otro lado, Bonomi detalló que en la frontera, la Prefectura Nacional Naval “realiza la custodia de la costa uruguaya;  la Dirección Nacional de Aduanas se encarga de la revisión de bienes que ingresan al país, y el control migratorio lo efectúa el Ministerio del Interior con sus 21 puestos fronterizos. Mientras que el control del dinero es potestad del Banco Central”.

Añadió que los organismos de inteligencia “intervienen con base en denuncias de parte del país en que se registra el problema”.

“Hasta el momento, ninguna oficina argentina reclamó ni proporcionó información sobre Ernesto Clarens (acusado de ingresar dinero de forma ilegal al país), sólo hay trascendidos de prensa, excepto el pedido de un fiscal argentino por la estancia El Entrevero”, manifestó.

Bonomi también expresó que “el ingreso de dinero es una falta, no un delito. Se constituye como delito cuando se intenta una operación de lavado de activos”.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje