SELECCIÓN

Encargado de seguridad de selección uruguaya reconoció que estuvo en la DNII pero no torturó

El encargado de seguridad de la selección uruguaya de fútbol, Miguel Zuluaga, confirmó que se desempeñó en la Dirección Nacional de Información e Inteligencia (DNII) durante la pasada dictadura cívico-militar, pero aseguró que no torturó ni vio torturar a nadie.

Miguel Zuluaga.Foto: Océano FM.
Miguel Zuluaga.Foto: Océano FM.

La organización de derechos humanos Rebeldía Organizada presentó el pasado 9 de abril una carta a las autoridades de la AUF a través de la cual denunció que Zuluaga, “tuvo responsabilidad en las violaciones a los derechos humanos durante la pasada dictadura cívico-militar” (1973-1985).

Según la denuncia, Zuluaga operó en el Departamento IV de la Dirección Nacional de Información e Inteligencia (DNII) entre los años 1974-1976.

También se indicó que el denunciado era subcomisario de la DNII cuando en sus dependencias “se torturaba y violaba en el marco de la ‘Operación Morgan’ contra militantes de izquierda”.

Ante la denuncia y el pedido de la organización de DD.HH de separarlo del cargo, la AUF decidió que el encargado de seguridad de la selección de fútbol no viajará al Campeonato Mundial Rusia 2018.

La AUF también aclaró que Zuluaga ratificó su “inocencia absoluta respecto de los hechos que se pretenden atribuir”.

AUF informó que el encargado de seguridad Miguel Zuluaga no viajará a Rusia

La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) informó que el encargado de seguridad de la selección…

“Jamás torturé”

En las últimas horas, el jefe de seguridad de la selección nacional confirmó que se desempeñó en la DNII, y expresó que nunca torturó y no vio a nadie que lo hiciera.

“Jamás torturé a nadie, ni fui violento con un detenido”, expresó Zuluaga en el programa Todo Pasa, de Océano FM.

Recordó que cuando llegó al Departamento IV de la DNII, el comisario a cargo, Alejandro Otero, le advirtió que “el derecho de los detenidos siempre era lo principal”.

“Yo interrogaba a una persona y firmaba al lado de donde firmaba el detenido. No había apremio, ni había tortura en los interrogatorios. Era para averiguar si había estado en determinado lado, y nada más”, relató. También dijo nunca escuchó gritos.

Por otro lado, expresó que con las denuncias se busca perjudicarlo, e indicó que si los denunciantes tuvieran pruebas tendrían que haber recurrido a la Justicia.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje