ACUERDO

Consejo Industrial del MERCOSUR propone un acuerdo equilibrado con la Unión Europea

Los presidentes en ejercicio de la Unión Industrial Argentina, la Confederación Nacional de Industria de Brasil, la Unión Industrial Paraguaya y la Cámara de Industrias del Uruguay, reunidos en el Consejo Industrial del MERCOSUR, analizaron el estado actual de las negociaciones entre el MERCOSUR y la Unión Europea para la firma de un Acuerdo de Libre Comercio en el marco de la asociación interregional.

mercosur-europa

Al respecto emitieron una declaración, a través de la cual manifestaron su compromiso con la “integración efectiva entre Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, Estados parte del MERCOSUR, con la economía mundial, y en particular con la Unión Europea, como herramienta necesaria para mejorar el nivel de desarrollo y lograr un mayor bienestar para sus habitantes”.

Expresan la necesidad de que “las negociaciones se lleven a cabo de manera tal que exista la mayor transparencia posible entre los equipos negociadores y las entidades representativas de los sectores productivos”.

Reconocen que en un acuerdo de este tipo necesariamente habrá, en ambas regiones, “ganadores y perdedores”, por lo cual plantean “se establezcan plazos y condiciones para que los sectores afectados negativamente puedan transformarse y continuar activos en el nuevo escenario”.

Acuerdo equilibrado

Indican que el acuerdo que se alcance con la Unión Europea deberá ser “equilibrado”, reconociendo las diferencias en los niveles de desarrollo entre las partes y prestando especial atención al impacto que pueda tener sobre los respectivos entramados de la industria.

El Consejo Industrial del MERCOSUR indica que para lograr el equilibrio mencionado es fundamental que el acuerdo reconozca “la necesidad de preservar determinadas herramientas que son fundamentales para el funcionamiento actual y futuro del MERCOSUR, tanto en el campo del comercio de bienes como en el comercio de servicios”.

En tal sentido, plantean otorgar un claro “trato especial y diferenciado” que se evidencie en la extensión del período de desgravación de las canastas de bienes, ampliación satisfactoria de cuotas de importación por parte de la Unión Europea para bienes agroindustriales y la remoción de tarifas intracuotas para tales bienes”.

Proponen la “eliminación de subsidios europeos a la producción de bienes agrícolas, la inclusión de una cláusula de desarrollo industrial y la continuidad de los regímenes suspensivos de importación/exportación (mantenimiento de la vigencia de drawback)”.

También establecen la necesidad de la aplicación de “reglas y mecanismos de certificación de origen que impidan la triangulación y el mantenimiento de límites al acceso al mercado de compras y contrataciones públicas como herramienta de desarrollo industrial nacional.

Manifiestan su rechazo a la extensión de las patentes y a la protección de los datos de prueba, el límite a la protección bajo indicaciones geográficas solicitadas por la Unión Europea y la mantención de la legislación doméstica de bienes remanufacturados.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje