CINCUENTONES

Sendic propone solución para “cincuentones” a través de “un negocio país”

El ex vicepresidente de la República Raúl Sendic propone solucionar el problema de los “cincuentones” realizando “un negocio país” con los recursos que pasen de las AFAPS al Estado para destinarlos a obras de infraestructura pública, sin la necesidad de recurrir a la Participación Público Privada (PPP). A cambio de ello, el Banco de Previsión Social (BPS) recibiría unos 64 millones de dólares anuales a una tasa de financiamiento de 4% (dependiendo de la cantidad de cincuentones que se pasen) y por un plazo de 25 años. De esta forma además de resolverse el problema, los “cincuentones” que decidan pasarse al BPS estarían contribuyendo además en el crecimiento que necesita el páis.

El ex vicepresidente de la República Raúl Sendic emitió un informe sobre la propuesta que la Lista 711 realiza para lograr una solución a la situación de los denominados cincuentones que se verían perjudicados a la hora de jubilarse.

Sendic dijo que es cierto que hay que analizar los costos, pero la solución para dicho sector de trabajadores que se jubilarán en el corto plazo “se trata de un tema de justicia”.

También manifestó que el Frente Amplio se ha quedado “empantanado” en la discusión de si se acepta el proyecto del presidente de la República u otra iniciativa para que los trabajadores decidan a la hora de jubilarse.

“Es una falsa oposición que los cincuentones son clase media. ¿Cuál es el problema que sean de la clase media? Ellos son, junto con los trabajadores y los más humildes, la base social de los cambios. Los cincuentones son trabajadores de toda la vida que han permitido que el Uruguay salga adelante. Esa contradicción es equivocada”, sentenció Sendic.

El ex vicepresidente dijo que los datos indican que de los 100 mil “cincuentones” que están dentro del sistema previsional, “unos 40 mil son perjudicados y quizás no todos opten por pasar voluntariamente al BPS”.

Se considera que estos ciudadanos podrán mejorar hasta en un 35% sus montos jubilatorios al pasar al BPS, dada la diferencia de cálculo entre un sistema y el otro. “Esto nos da una cifra que se podría estimar entre 30 y 40 mil ‘pases’”.

Dichos ciudadanos traerán consigo sus ahorros previsionales hacia el BPS que -de acuerdo a los estudios y según la cifra de “pases”- pueden sumar unos 1.600 millones de dólares. “A eso se suma que todos sus aportes de aquí en más se verterán al BPS hasta el momento de su jubilación, que se estima en los 63 años”.

“Pero estas decisiones tienen una consecuencia importante: el BPS, y por lo tanto el Estado, deberá hacerse cargo del pago de esas jubilaciones a futuro que tienen una curva de evolución que empieza con desembolsos menores en el año 2020 y que alcanza un pico máximo en los años 2027 y 2030 y comienza a bajar gradualmente durante la década del ’30, hasta regresar a valores bajos en los ’40 y ’50”, indicó Sendic.

La jubilación de los 40 mil trabajadores que adhieran nuevamente al sistema público costará una jubilación de 4.200 millones de dólares, pero traerán 1.600 millones de dólares que tienen ahorrados en las AFAPS, por lo cual el costo será de 2.600 millones.

En tal sentido, Sendic propone realizar “un negocio país” poniendo a producir los recursos de los “cincuentones” que pasen de las AFAPS al Estado para destinarlos a obras de infraestructura pública, sin la necesidad de recurrir a la Participación Público Privada (PPP).

A cambio de ello, el Banco de Previsión Social (BPS) recibirá 64 millones de dólares anuales a una tasa de financiamiento de 4% (dependiendo de la cantidad de cincuentones que se pasen) y por un plazo de 25 años.

Lista 711 reafirmó su compromiso con el proyecto del gobierno para solucionar situación de “cincuentones”

La Lista 711 que lidera el ex vicepresidente de la República, Raúl Sendic, reafirmó su…

Sendic explicó que la propuesta de la Lista 711 se basa en la constitución de un “fideicomiso” por parte del BPS (que será el fideicomitente), con los valores recibidos de las AFAPS, para la inversión en algunas de las obras de infraestructura pública con una tasa de retorno de un 4% (la misma tasa que paga la deuda soberana de Uruguay).

“Este fideicomiso puede ser gestionado por ‘República AFISA’ como agente fiduciario (con amplia experiencia) que pactará con el BPS los términos desde el punto de vista jurídico y financiero, así como el flujo de retorno de fondos al banco de acuerdo a un cronograma establecido”, detalló.

Inversión

Sendic indicó que hay un plan de obras el cual está previsto que se realice por el camino de las PPP, en: “Ferrocarril de UPM, tramo ferroviario Algorta – Fray Bentos, cárcel, vialidad y transmisión de UTE”.

Aseguró que todo ello suma un monto de inversión de “2.100 millones que tiene un costo financiero importante si va por el camino de las obras de Participación Público Privada (PPP), sabiendo que la tasa de financiamiento para el sector privado está en el 10% u 11%”.

Tales obras de infraestructura si se hicieran como inversión pública directa “pasarían a tener un financiamiento mucho más barato, puesto que la deuda soberana de Uruguay está consiguiendo tasas que están en el entorno del 4%”.

“Pero tiene el inconveniente de que se carga directamente al volumen de deuda del país con algunos riesgos respecto a la calificación que el país ha alcanzado y sostenido”, expresó Sendic.

Por tanto, la inversión en obra pública es una “necesidad del país, y volcar un fondo de inversión de 1.200 o 1.600 millones de dólares para desplegar de inmediato alguno de estos proyectos de infraestructura tendría varias ventajas”.

En tal sentido, expresó que una de las ventajas es que se rentabilizan los fondos extraordinarios que ingresan al BPS y se amortigua a futuro el impacto sobre las cuentas del banco al incorporar a los “cincuentones”, dando un retorno anual por intereses que se puede estimar en 64 millones (calculo a 25 años) a la vez que se recupera el capital al final del periodo pactado.

Ello permite, además, “lanzar de inmediato el plan de obras públicas elegido que está demorado”.

Asimismo habilita a “ahorrar el costo del financiamiento de esas obras elegidas ya que pasarán de un financiamiento de 10 u 11% a uno de 4%”.

La financiación de estas obras “no carga sobre la deuda externa del país”. El inicio de las obras tendrá efecto “inmediato sobre el empleo y la dinámica económica”.

Se adelanta, asimismo, en el tiempo la disponibilidad de esa infraestructura para mejor beneficio del país.

gráfico

También se hace una experiencia importante de fondos previsionales “en gestión pública” que puede servir a la hora del análisis de las transformaciones de fondo del sistema previsional.

“No estamos concibiendo esto como el fondo de inversión de los “cincuentones”, no es de allí de donde se pagarán sus jubilaciones”, aclara Sendic.

Los “cincuentones” quedan integrados en el sistema de solidaridad intergeneracional que es la “base del sistema previsional público, y sus derechos quedan garantizados por esos principios que rigen el sistema de protección social”.

Esto es una inversión del BPS que, “frente a un compromiso mayor a futuro, toma un recaudo que le permitirá rentabilizar un ingreso extraordinario, que ahora está teniendo por una sola vez”.

La renta obtenida será para “fortalecer la caja general del banco, no será propiedad de ningún grupo de beneficiarios”.

Asamblea Uruguay: Diferencias en el FA han contribuido a mantener distancias entre la estructura y la voluntad del pueblo

La Mesa Nacional de Asamblea Uruguay, se reunió este sábado, con la presencia del ministro de…

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje