Imprimir

Hacer política de la política

Estamos en una etapa de desarrollo del país que no ha tenido precedentes en los últimos 20 años, avances que se dieron por la política de Estado que han llevado los Gobiernos del Frente Amplio en estos 12 años, más allá de las contradicciones que se puedan tener en la interna de nuestra fuerza.

Senadora Ivonne Passada / Foto: Departamento de Fotografía del Parlamento del Uruguay

Senadora Ivonne Passada / Foto: Departamento de Fotografía del Parlamento del Uruguay

Avances que se dan teniendo aún heridas sociales en nuestro país, pero que son históricas si miramos alrededor de nuestra América latina, que en algunos casos son mucho más profundas.

No podemos negar que llegaron los gobiernos de izquierda y progresistas bastante más tarde que los grandes centros de poder del mundo que habían desarrollado el capitalismo en América Latina, en las “Venas Abiertas de América Latina”.

Está claro que el camino a seguir es en el marco de la discusión ideológica y mirando el mundo con un sentido de apertura y sin creer que solos podemos salir, Uruguay es el país que mejor reparte su riqueza, pero en la región si miramos más arriba estamos bastante lejos.

Por eso las discusiones no pueden pasar con miradas cortas, o miradas de carácter solo electoral, porque también se corre el riesgo de no avanzar en el proyecto que es más abarcativo y que se seguirá construyendo, en política siempre tenemos conflictos, pero no podemos vivir en conflicto.

No somos iguales, tenemos nuestras diferencias y el papel de la política es justamente amortiguar de alguna manera el propio conflicto que tiene la sociedad, y saber administrar nuestras propias contradicciones sin tirárselas a otros.

Con claridad debemos ver el horizonte que tenemos, estamos creciendo en la inversión extranjera, esta produce un fuerte impacto económico y laboral, pero lo importante es el día después, las ganancias y los efectos para el país. Podemos avanzar en esas inversiones, pero el desarrollo en gran medida hay que hacerlo con nuestros propios recursos y es allí donde debemos dar la discusión del proyecto país, buscando complementar la inversión extranjera y el desarrollo productivo nacional.

Por eso pensar a corto plazo nos hace minimizar el futuro, que es amplio y que no tiene techo si somos capaces de unir nuestras fuerzas de cambio, donde ya no se duda que hay proyecto posible de país porque asi lo hemos demostrado.

Las chicanas no nos ayudan, la exposición mediática que nos aleja de la gente tampoco. Tenemos claro el camino, sabemos cómo transitarlo, y no nos metimos en política para traicionar a la gente por intereses propios como otros gobiernos blancos y colorados que nos llevaron por ese camino.

Discutimos fuertemente por los cincuentones, por buscar una solución para los que fueron afectados por las políticas privatizadoras de los años 90, y ahora esos mismos actores dicen que quieren dar soluciones…..eso se llama esquizofrenia política y no podemos transformar un triunfo para la gente en quien se lleva la pelota para su cancha, ese camino no es el que elegimos históricamente.

La política no es una profesión, es un compromiso antes que nada con la gente, con nuestros planteos, con nuestros sueños y con las ganas de seguir cambiando las cosas. Es con todos. Es volver a la política. Es hacer política de la política.

Estos temas te pueden interesar:
Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión