Imprimir

Agazzi aseguró que no hubo corrupción en ningún área de los tres gobiernos del Frente Amplio

“No acepto, de ninguna manera, que haya habido corrupción en algún área de los gobiernos del Frente Amplio. Los problemas, incumplimientos y errores que tuvimos son un poroto al lado de lo que tuvieron los gobiernos anteriores, porque no tuvimos banqueros que fueron ministros y que se robaron todo, ni presidentes que se hayan favorecido de modificaciones institucionales que le hicieron ganar mucha plata con sus campos, ni representantes en los Panama Papers”, dijo el ex senador Ernesto Agazzi (MPP).

En diálogo con LARED21, Agazzi “le bajó el perfil” a la polémica que se generó en torno a la figura el ex vicepresidente Raúl Sendic.

Para Agazzi existe convicción en el Frente Amplio que Sendic “no se enriqueció en forma ilícita, ni incrementó su patrimonio” y que las heridas que existen se vinculan a las diferentes lecturas que se hacen de lo que sucedió.

-¿Cómo define este momento político?

Para los frenteamplistas y para nosotros en el MPP, tiene mucha importancia marchar hacia un cuarto gobierno del FA.

-Pasada la primera mitad del tercer gobierno del FA, ocurrió algo “extraño” que fue un Presupuesto de cinco años, que luego se ajustó y había dudas de si el FA iba a tener su Rendición de Cuentas aprobada y prácticamente lo está. Ahora con la institucionalidad fortalecida y con una situación “inesperada” que fue la renuncia del vicepresidente de la República (Raúl Sendic), que no tuvo las consecuencias institucionales que muchos preveían. Hubo un cambio de vicepresidente como lo prevé la Constitución y estamos prontos para continuar este tercer periodo. Para los frenteamplistas y para nosotros en el MPP, tiene mucha importancia marchar hacia un cuarto gobierno del FA. Ya empezó a trabajar la Comisión de Programa (FA), estamos en tiempos nuevos en el mundo, la región y en nuestro país. Lo sustantivo de este momento político, es la preparación de un cambio en la vida política nacional y que repercute en todos los órdenes. Después de tres periodos del FA y cumplidos los objetivos macro, ahora debemos entrar en otra etapa, definirla y buscar cómo hacerla con consensos sociales, si es posible también con consensos políticos. El país necesita un cambio cualitativo.

-Lo sucedido con Sendic ¿qué tipo de heridas deja en el FA?

En los tres entes emblemáticos (UTE, ANCAP y ANTEL), el manejo de las tarjetas corporativas fue incorrecto

-Las heridas están en las distintas lecturas que se dan de la realidad, que es algo que ocurre muchas veces. Las diferencias en el FA, fueron cuan grave fue la “inobservancia” de Sendic sobre el procedimiento para el manejo de las “tarjetas corporativas”. Es un procedimiento que ANCAP lo estaba instrumentando y no era para un solo periodo de gobierno. El procedimiento señala que “el mes de diciembre del último año de gobierno, se fijarán los montos de las tarjetas corporativas para el próximo periodo de gobierno”. Eso se hizo cuando Sendic salió de la Presidencia de ANCAP.

Esto se pensó como un instrumento de largo plazo de una herramienta que es complementaria con los viáticos que tienen los directores. Ahí hay una diferencia en el FA respecto a “cuan grave” fue que los directores no cumplieran con el procedimiento. Insisto todos los directores. No cumplió con el procedimiento el Contador delegado del Tribunal de Cuentas, y tampoco cumplió con el procedimiento el Secretario General de ANCAP.

¿Cuán grave es todo esto y que responsabilidad tenía Sendic en este asunto? Hay quienes entendieron que era “gravísimo”, pero en el FA nadie dijo que esto fue un síntoma de corrupción. La discusión insisto fue ¿cuán grave es este asunto? Todos tenemos claro que Sendic no obtuvo un beneficio personal, no hizo como hicieron en el pasado los directores del Banco Hipotecario (BHU), no hizo lo que hicieron los “Peirano o Sanabria” (Partido Colorado).

Aquí no hubo enriquecimiento ilícito, ni cambio de patrimonio. Si hubo “inobservancia” en el procedimiento. En un ente que factura 12 millones de dólares por día ¿cuán importante es la “inobservancia” de un procedimiento administrativo para fijar los criterios de las tarjetas corporativas? Esa es la diferencia, algunos compañeros, muy pocos decían que eso es inadmisible que debía renunciar, otros sostenían que es un incumplimiento que hay que marcarlo pero de ninguna manera metió la mano en la “lata” para enriquecerse. La discusión interna, más la discusión que se dio en toda la sociedad sobre ANCAP, el título de licenciado, hizo que Sendic resolviera salir del escenario. Él no soportó lo que Tabaré (Vázquez) llamo “bulling social”. Es muy difícil soportar una presión tan grande. Cuando fue Presidente de ANCAP,  Sendic se dedicó solo a eso, puso todas sus energías allí. Los cambios comenzaron con Daniel Martínez, luego siguió él (Sendic) en calidad de Presidente. Hubo una transformación institucional muy importante. En los tres entes emblemáticos (UTE, ANCAP y ANTEL), el manejo de las tarjetas corporativas fue incorrecto. En el FA, la diferencia es cuan grave era esto y Raúl dijo zanjemos esta diferencia y renunció. Esto ¿deja heridas? Digo que no fue mayor la diferencia de criterio cuando integramos la Comisión Investigadora de ANCAP. Con frecuencia tenemos diferencias, lo que sucede es que tenemos una herramienta que es el “frenteamplismo” y al final esas diferencias se negocian y se fija una posición como fuerza política.

Mujica: “Raúl Sendic colocó como prioridad la unidad del Frente Amplio”

El ex presidente de la República, José Mujica, dijo que Raúl Sendic demostró madurez con su decisión de renunciar a la Vicepresidencia de la República porque colocó como prioridad la unidad…

-¿Cuándo Ud. dice que no cumplieron con el procedimiento el “Contador delegado del Tribunal de Cuentas” y el “Secretario General de ANCAP” a quiénes hace referencia?

-Prefiero hablar de procedimientos y no mencionar personas.

-A su criterio ¿toda esta situación se generó porque Sendic se equivocó, y faltó a la verdad en varias oportunidades?

-Una persona con tanta visibilidad. Pongamos el ejemplo de Luis Suárez, en un partido, si no hace lo que todos esperamos después somos críticos con él. Su desempeño en ANCAP está bastante laudado, lo del título fue un “infantilismo”, alguien que se siente licenciado no tiene por qué estar poniendo “licenciado” y mucho menos si no tiene el título aunque haya hecho estudios. Y alguien que utiliza las tarjetas corporativas sin prestarle atención, también comete un error. Si miró el conjunto de sus actividades desde 2005 hasta ahora, estas cuestiones son menores pero son errores que él debe admitir y los admite. Y para una visibilidad tan grande como ser vicepresidente de la República, eso se paga con castigo social. Muchos frenteamplistas quedaron decepcionados porque sucedieron esas cosas y hubieran preferido que no sucedieran aunque (Raúl) no se benefició en forma personal, que hiciera plata o que hubiera corrupción, no esperábamos que eso sucediera. Cuando un colectivo conduce el país, como ocurre con el FA, estas cuestiones pueden pasar. Pasa que haya gente que tiene desempeños tan buenos como inesperados y hay los que comenten errores. En el caso de Raúl, cometió algunos errores, que no esperábamos que sucediera. Esta situación entristeció a mucha gente, pero esas cosas suceden, es parte de la vida.

-Cada país con su particularidad, pero la debilidad de los gobiernos progresistas pienso en Venezuela, en Brasil, incluso en Uruguay, han sido las irregularidades y la corrupción  ¿Usted cómo lo ve?

Un gobierno que quiere transformar el país, está sometido al riesgo de no entender herramientas que construyeron otros, para un país donde una minoría se privilegiaba.

-No acepto de ninguna manera que se hable de corrupción, porque no la hubo en los gobiernos del FA. Quién está en el gobierno está expuesto. Los incumplimientos que hemos cometido han sido “un poroto” comparado con lo que ocurrió en el pasado con los gobiernos blancos y colorados. Nosotros no tenemos banqueros que fueron ministros y luego se robaron todo, no tuvimos presidentes que se “favorecieron” de modificaciones institucionales para poder ganar mucha plata con sus campos. No tuvimos representantes de “Panamá Papers” en Uruguay. Todo esto pasó con dirigentes blancos y colorados. Puedo dar detalles al respecto y ninguna le paso al FA. Cualquiera que está en el gobierno y en particular las izquierdas, estamos muy“arriba” de estos temas. La contradicción es que manejamos una “máquina” que la queremos cambiar. Muchas veces, aplicamos normas que no son las que quisiéramos, pero son las que existen. Cambiar las normas en el aparato de gobierno de un país, es muy difícil. Le pondré un ejemplo, parece simple que se le puede poner un impuesto a los propietarios de “mucha”tierra en el Uruguay. Wilson Ferreira quería hacer algo mucho más drástico, quería prohibir que existieran propietarios con más de 2.500 hectáreas. Nosotros no fuimos por la prohibición y fuimos por una herramienta que fue poner un impuesto. Parece sensato, incluso la Suprema Corte de Justicia (SCJ) consideró que es legítimo que un gobierno se lo plantee. El problema fue que “había un candado” colocado en 1952, en una reforma de la Constitución que no permitía que eso se hiciera. Cuando  nosotros pusimos dicho impuesto, la SCJ nos dijo que era “inconstitucional”. El gobierno puede hacerlo, pero así es inconstitucional. Es decir, en la administración del país, querés hacer una transformación, tomar medidas de política que están sujetas a las herramientas disponibles del ordenamiento nacional, que fueron producidas en otra época y es un error nuestro hacerlo así. Posteriormente lo corregimos y pusimos el Impuesto al Patrimonio. La distribución del ingreso la pudimos modificar, la hicimos por ley y la Constitución no fue un obstáculo para ello. Sin embargo, la distribución de la riqueza es algo más profundo que no es solo el ingreso y eso requerirá cambios constitucionales. Un gobierno que quiere transformar estructuralmente el país, está sometido al riesgo de no entender herramientas que hicieron otros, para un país donde una minoría se privilegiaba. Estamos expuestos a esos riesgos y nos ha pasado más de una vez en el desempeño del gobierno y creo que esto también les pasó a otros gobiernos en América Latina. El riesgo del manejo de los dineros públicos es un riesgo muy grande, el “dulce” pica los dientes. Es muy peligroso en el “medio, abajo y arriba”. Pasa en las estructuras sindicales, en las empresariales, pasa en los bancos, recordemos a los “Peirano”. El riesgo de juntar plata que está toda junta y que no es de nadie como dicen algunos, nosotros decimos es del pueblo. Ese riesgo, la manera de controlar es algo muy profundo que requeriría una cultura de la responsabilidad. Nadie es puro y la tiene “intotum”, quizás los que pensamos en construir un país diferente lo tenemos a futuro.

Sendic renuncia a vicepresidencia con 71% de uruguayos que cree fue víctima de campaña mediática

Tras la salida forzada de Raúl Sendic de la vicepresidencia de la República -y el evidente desgaste a su carrera política- la mayoría de los uruguayos creen que fue objeto de una campaña…

-¿Cree que la sociedad uruguaya pero principalmente los votantes del FA le pusieron a sus gobernantes una “vara”muy alta luego de este episodio?

La izquierda “cansada” de patear sobre los privilegios de las minorías, somos muy exigentes con el gobierno del FA y está muy bien que así sea. El caso de Sendic tuvo algo de esto.

-Creo que sí y estoy de acuerdo que así sea. Nosotros estamos comprometidos con la cristalinidad y la transparencia. Por iniciativa del FA, se aprobó la Ley de “Acceso a la Información Pública”. Cualquier ciudadano puede pedir información y sea el Ejecutivo, los entes la tienen que dar y eso está muy bien. Se terminó el secretismo, es una exigencia muy grande para los que estamos en el gobierno, pero también es una exigencia para los gobiernos que lleguen después. La sociedad tiene derecho y la “vara” había que ponerla más alta. Está bien que se ponga más alta, no porque los frenteamplistas seamos mejores que blancos y colorados, sino porque está bien que la sociedad se entere de todo lo que pasa. Esta mal mantener rincones de secretismo. Si los “Peirano” se llevaron todo lo que se llevaron y crearon una estructura financiera en Uruguay, Paraguay, Argentina y Brasil, es porque no había transparencia. En la democracia, hoy que hay instantaneidad en la comunicación, es bueno que se controle a los gobernantes. En la izquierda “cansados” de patear sobre el privilegio de las minorías, somos muy exigentes con el gobierno de izquierda y está bien que así sea. Los últimos acontecimientos en torno a Sendic, tuvo algo de esto, hubo compañeros muy exigentes en mantener una ética, pero no alcanza con la ética individual del gobernante. Nosotros los militantes del MPP, no cobramos el sueldo del Parlamento, lo cobra la organización política que nos fijó los ingresos que precisamos. Eso no alcanza, algún día en el país, habrá que modificar el sueldo que el país  paga a sus legisladores. No es una actitud personal, no somos mejores que nadie, pero debería ser una norma general. Cambiar los salarios, y la cristalinidad de las cuentas, tiene que ser una norma general. Que todo el mundo sepa que hacen los gobernantes todos los días, son cosas buenas. Estamos en un momento de fricción, es un cambio de paradigma que va a llevar años. Estoy convencido que estos episodios son positivos para el país.

-Usted dice que el FA se prepara para un cuarto gobierno ¿Ganar el gobierno “para qué”?

La Comisión de Programa del  FA ya empezó el trabajo de elaboración del programa, que presentaremos a la ciudadanía para un cuarto gobierno del FA.

Hay quienes han dicho que estamos aferrados al poder, al gobierno. Nosotros estamos pensando en bajarle los sueldos a los gobernantes, eso va en sentido contrario al de “aferrarse al poder”. Creo que con los gobiernos del FA, hubo “razonables avances” en disminuir las diferencias en la sociedad. Hubo  un aumento de los “derechos” de los trabajadores, prácticamente se eliminó la indigencia, disminuyó la pobreza, el poder adquisitivo del salario aumento más de un 50%, y las jubilaciones aumentaron aún más. Muchas normas se refirieron a los ingresos con tratamientos diferenciales, incluso a los tributos progresivos y progresionales, donde los que ganan menos pagan menos. Todos estos aspectos los introdujo el FA. Eso llevó a que mejore la distribución del ingreso. Las desigualdades son en parte debido al ingreso, en parte debido al patrimonio, en parte son diferencias debido al capital que se tiene, y en parte son diferencias debido a las herencias que recibimos. Las herencias son el resultado de la producción de otra época que se traslada a esta época. Creo que pensar en la distribución de la riqueza lleva a un razonamiento diferente. Fuimos por la distribución del ingreso, ahora habrá que pensar en la distribución de la riqueza. Hay mucha investigación sobre cómo se ha distribuido la riqueza en los últimos 300 años en el mundo. Queremos avanzar hacia una sociedad más justa, que no quiere decir “igualitarista”. El avance de un gobierno de izquierda requerirá pasar de los ingresos a la distribución de la riqueza, para seguir construyendo lo que empezó con los tres gobiernos del FA. La Comisión de programa del FA ya empezó a funcionar, ya hay elaborados documentos y elaboraremos el programa que le presentaremos a la ciudadanía para un cuarto gobierno.

-Respecto a salarios de los legisladores ¿ya se empezó a discutir el tema?

-Aún no, lo que sí es que se tomarán medidas con el tema de los viáticos. Ya hay un proyecto que se está discutiendo. En el Poder Legislativo se actúa distinto que en el Ejecutivo, incluso cada Cámara (Diputados y Senadores) tiene un criterio diferente. Los funcionarios del Ejecutivo que viajan, se le pagan los pasajes y el hotel, en cambio en el Legislativo, los legisladores llevan el dinero para pagarse el hotel. Eso hay que “homogeneizarlo”. Tabaré (Vázquez) dio la orden para que se trabaje en este sentido, para que todo sea más transparente y uniforme. Respetando autonomías e institucionalidad, hay que tener normas cristalinas y estamos trabajando en eso.

Fasano: Sendic tuvo un fallo injusto, sin equidad no hay justicia

Estos temas te pueden interesar:
Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión