ATENTADO EN CHARLIE HEBDO

José Mujica: “Tenemos que aprender de lo que pasa en el mundo”

El Presidente de la República se refirió en su programa de la emisora M24 a los sucesos que enlutan a Francia y a la prensa libre en particular, recordando que debemos “aprender de lo que pasa en el mundo y recordar que lo que pasa a otros nos puede pasar a nosotros”.

Un musulmán sostiene un rótulo que reza "no es en nombre mío", refiriéndose a los atentados de los últimos tres días en París. / Foto: JEAN-PHILIPPE KSIAZEK - AFP
Un musulmán sostiene un rótulo que reza “no es en nombre mío”, refiriéndose a los atentados de los últimos tres días en París. / Foto: Jean Philippe Ksiazek – AFP

El primer mandatario dijo: “Nos han sorprendido estos amargos sucesos en Paris” en referencia a lo ocurrido contra el semanario Charlie Hebdo y reflexionó que los hechos “nos obligan a plantearnos a todos como sociedad la necesidad de cultivar la educación en la tolerancia a la diversidad, cuestión imprescindible para convivir en el mundo en el que estamos inmersos”.

Mujica apuntó que “enn el mundo en el cual vivimos son inevitables severas contradicciones, de intereses, de ideas, de credos religiosos, corporativas entre gremios y el resto de la sociedad, entre la particularidad de algún rincón de gente en la sociedad y el interés general de la sociedad”.

“En el fondo, como siempre, las contradicciones de clase”

“En el mundo en el cual vivimos son inevitables severas contradicciones, de intereses, de ideas, de credos religiosos, corporativas entre gremios y el resto de la sociedad, entre la particularidad de algún rincón de gente en la sociedad y el interés general de la sociedad”, enfatizó Mujica. Recordó en tal sentido que “la contradicción más severa de cualquier sociedad, que son las contradicciones de clase. Están allí, en el fondo de nuestro devenir y se mezclan con otras contradicciones y desembocan en fanatismos. Nada peor que la mentalidad fanática”.

No descartó recordar tampoco hechos del pasado para ilustrar su mensaje. “Yo sé que existen cosas del pasado que lastiman y duelen y supuran, que hay falta de verdades. Que los hombres hemos tenido que inventar instituciones como la Justicia para poder convivir y la tenemos que respetar, es lo fundamental. Pero a la Justicia la hacen los humanos y los seres humanos no podemos escapar a las limitaciones que nos impone el sentido de pertenencia instintivo a una clase o a otra, a tal credo o a cual otro”.

Remarcó también la imposibilidad de la verdad absoluta en tanto “lo máximo que pueden hacer los hombres en materia de Justicia es ser honrados. Nunca podrán ser perfectos, porque lo perfecto es según el ángulo de donde se esté
mirando.
Esto no invalida a la Justicia, porque de no tener el juego de esta institución la vida se hace imposible y los seres humanos tendríamos que caer en lo peor: Justicia por nuestra propia mano (…) La justicia por mano propia es algo de lo peor. Sin embargo hasta aquí tenemos que llevar el espíritu de tolerancia”, concluyó.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje