Imprimir

Mujica advierte como eventual riesgo de la megaminería la acidificación que produce con el tiempo

El presidente de la República, José Mujica, defendió la megaminería a cielo abierto aunque reconoció existen dos eventuales riesgos: “la acidificación que se produce con el correr del tiempo, y los 60 arrendatarios que hay que socorrer y proporcionarle seguridad de asistencia en el campo si se quieren quedar”.

José Mujica, defendió la megaminería a cielo abierto aunque reconoció existen riesgos. (Foto de Presidencia)

Mujica y el ministro de Industria, Energía y Minería, Roberto Kreimerman, participaron del seminario: “Minería de Gran Porte y Desarrollo Industrial”, que se desarrolló este martes en la sede del PIT-CNT.

En dicho marco, Mujica se refirió al informe de la Dirección Nacional de Minería y Geología (DINAMIGE) en el cual se expresa que “un total de 40.000 hectáreas, en todo el país, es lo que podría cubrir la minería real”.

En dicho informe también se hace referencia a que “hay 3.5 millones de hectáreas autorizadas para la prospección minera, poco más de 34.000 hectáreas para explorar y más de 20.000 hectáreas concedidas, es decir, donde efectivamente se perforará para obtener minerales”.

Remarcó que “Uruguay no cuenta con cultura minera, por lo que el país tiene que valerse de aquellos que la tienen y aprender de los que tienen tecnología para generar una inteligencia minera y un conocimiento nacional”.

Defendió la explotación minera a cielo abierto, y ejemplificó con el caso de Cuñapirú, en Rivera, dijo que en el lugar hay “minas donde desde hace varios años se obtiene oro y que son desconocidas por la mayoría de los uruguayos, es minería a cielo abierto y, sin embargo no ocurrió ningún desastre”.

También remarcó que con el desarrollo de Aratirí en la localidad de Valentines “se fortalecerán otros proyectos como el puerto de aguas profundas en Rocha, a través del cual se empalmará la salida del mineroducto”.

De todas maneras reconoció que existen dos eventuales riesgos producto de la mega minería: “la acidificación que se produce con el correr del tiempo que puede ser uno de los efectos penosos de largo plazo frente al que hay que estar en guardia, y los 60 arrendatarios que hay que socorrer y proporcionarle seguridad de asistencia en el campo si se quieren quedar”.

Remarcó que la ejecución de la obra “sólo será posible el día que tenga aprobación técnica y los permisos medioambientales correspondientes”.

Habrá reglas rigurosas de control ambiental

Por su parte Kreimerman aseguró que la minería de gran porte permitirá “sustentar una industria de base, generar miles de puestos de trabajo, aumentar la descentralización y diversificar la matriz productiva”.

Remarcó que “el Estado recaudará entre el 40 % y 60 % de las ganancias, en función del precio internacional del hierro”.

El secretario de Estado dijo que para profundizar el desarrollo industrial del país se necesitan tres componentes: “contar con disponibilidad energética, tener un buen sistema de telecomunicaciones y desarrollar una industria de base”.

Además, aseguró que “habrá reglas rigurosas de control ambiental en todo el ciclo minero, y que los recursos naturales deben generar activos para el futuro. Por ello la ley estipula un Fondo de Solidaridad Intergeneracional”.

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión