*

×
LARED21 Regresá a la página de inicio LARED21 Regresá a la página de inicio Enviar Send Bien OK Buscar Search
Iniciar sesión Registro
Último momento
Último momento

Jorge Vázquez: el país debería promocionar la marca Uruguay Natural y Seguro

En la conversación con La Red 21 Vázquez dijo que los turistas llegan al país porque se le ofrece seguridad jurídica, institucional y también pública. Se mostró convencido que desde el Ministerio del Interior se están haciendo las cosas bien. Explicó sus razones de porque está en contra de legalizar la venta de marihuana y señaló que la tarea más eficiente no es dedicarse a cerrar las bocas de venta de pasta base, sino combatir el narcotráfico que ingresa la pasta base al país

hs Actualizado a las hs

Jorge Vázquez. Fotos Mariana Costa / LARED21

¿Cuánto pesa en el diseño de las políticas, que la mayoría de la población exija aplicar más mano dura?

Las políticas no se pueden elaborar a partir de percepciones subjetivas, puede pasar que en  periodos en los que bajan los delitos se tenga una actitud más blanda, y en la medida que la gente pida más mano dura, nosotros apliquemos mayor represión. Esa manera no habla de un buen gobierno, ni de un buen plan. El programa del Ministerio del Interior parte de la campaña electoral del FA donde definimos cuáles eran los principales problemas que tenía el país. Ese fue un trabajo objetivo, que se hizo con el aporte de los diferentes sectores del FA. Sería bueno que la gente votara programas y no solo personas. En nuestro país generalmente la gente vota sin saber cuáles son los programas que tienen los partidos.

Desde que gobierna el FA al país le ha ido bastante bien, desde el punto de vista económico, de las inversiones y del trabajo. Desde el punto de vista de la seguridad no se puede cobrar al grito, tenemos que tener un programa, una actividad sistemática, y objetivos a cumplir. Como punto de partida tuvimos el acuerdo partidario que se efectivizó antes del diseño del presupuesto.  Dos años después podemos decir que cumplimos con todo lo que prometimos. Nosotros trabajamos durante 2010 con el presupuesto del año anterior, donde la seguridad no había sido una prioridad. El país era distinto, y había otras prioridades. En 2010 teníamos un país con bienestar económico pero con inequidad. La inequidad genera problemas de seguridad. Debemos destacar que no tenemos organizaciones delictivas importantes, no tenemos bandas organizadas de gran envergadura.

¿No hay condiciones para que existan bandas criminales de gran envergadura?

Condiciones hay, nosotros mejoramos la lucha contra el narcotráfico y obtuvimos resultados muy buenos. Lo importante no es la cantidad de droga que incautamos sino desarticular las organizaciones. Pusimos en la ley que todo lo incautado iba a ser destinado al combate al narcotráfico y el tratamiento de las adicciones. Se crearon los juzgados del crimen organizado y se mejoró la ley de lavado de activos. El lavado de dinero es la finalidad última de quien comete el delito. Por tanto, si nosotros somos capaces de destruir la organización y además golpear la infraestructura. Nosotros creamos la Unidad del Crimen Organizado, mejoramos el Servicio de Inteligencia, creamos la Guardia Republicana con jurisdicción nacional, compramos equipamiento, armamento  y tecnología de última generación. El 2011 fue el año de creación de la infraestructura necesaria para tener una policía acorde con lo que el país necesita. Para combatir el delito actual y prevenir lo que pueda suceder. En el mundo están apareciendo nuevas modalidades delictivas que en el Uruguay no las tenemos, ni las queremos tener.

Ud. ha dicho que narcotraficantes que actualmente operan en Brasil se podrían trasladar a Uruguay debido a que en el país norteño aumentará la seguridad con motivo de las instancias deportivas como son la Copa de las Naciones en 2013 y el Mundial en el 2014. ¿Qué precauciones está tomando Uruguay al respecto?

Estos problemas no se pueden encarar en forma aislada, sino en conjunto con la región. Nuestra tarea es la prevención del delito y trabajamos en contacto con los distintos países de la región y del mundo.

En Brasil se ajustan las medidas de seguridad y se produce la migración del delito, lo que se da en llamar el “efecto globo”.  Uruguay no aparece como un mercado interesante para vender droga, pero sí es una plaza para planificar acciones y para residir en Uruguay. Así nos lo plantearon las autoridades brasileñas. Nos pidieron colaboración. A la vez la Dirección del Tráfico Ilícito de Drogas ya tenía una cantidad de información de cómo operaron algunas bandas en Uruguay y utilizaron Punta del Este como base. Por eso nosotros le proporcionamos a la policía en Maldonado más recursos, habilitamos un local sobre la Playa Mansa para los grupos de operaciones especiales de la Policía del lugar, compramos más vehículos, instalamos cámaras de vigilancia en los meses de verano, mandamos más personal, tanto de inteligencia como del grupo GEO de operaciones especiales. Mandamos a los cadetes recién recibidos al plan Verano Azul y reforzamos con cien oficiales nuevos.

Tratamos de trabajar en conjunto con la sociedad para que nos ayude en los temas de seguridad. Hay un número importante de transacciones con viviendas que se hacen por fuera de las inmobiliarias. Esto significa que no tenemos el control de muchas personas que vienen a residir en la temporada. Los dueños alquilan directamente y nosotros queremos que haya algún tipo de control. Hoy Punta del Este es un lugar seguro, a nosotros nos importa que vengan los turistas, es una de nuestras principales riquezas. A la consigna de Uruguay país natural, deberíamos agregarle Uruguay país seguro. Los turistas vienen al país porque además de ser hermoso, da seguridad jurídica, institucional, económica y también pública.

¿La captura de narcotraficantes extranjeros ha causado sorpresa en el mundo del delito? Se lo pregunto porque tengo entendido que venían a Uruguay pensando que la policía no estaba capacitada para capturarlos

Podemos decir que sí, y lo logramos con voluntad política, que ya viene del anterior periodo y con el compromiso de una policía honesta. Hacemos mucho trabajo de inteligencia. Hay gente que dice que hay que salir a cerrar bocas.  Lo hicimos pero no alcanza. Es necesario pero no es suficiente, lo importante es golpear donde se genera el problema.

El problema central lo causa el narcotraficante que trae grandes cantidades de droga para vender en el país. Ese narcotraficante es el que mantiene activo el otro delito como ser la rapiña, el robo, lo que más le molesta a la gente. Insisto con un ejemplo que ya di, una organización que ingresaba a Uruguay con setecientos kilos de pasta base por año, eso representa unas cuatro millones de dosis, que se venden a dos dólares cada dosis, lo que significa una ganancia de ocho millones de dólares al año de venta de pasta base.

La pregunta es de dónde salen esos ocho millones de dólares que los narcotraficantes recaudaban. Una parte  sale de la plata que tenía el consumidor en el bolsillo, otra parte de lo que saca de su casa, pero también de los championes, de los celulares, etc, etc, que se roba.

Muchas veces se ve el efecto y no se ven las causas, nosotros atacamos las causas.

¿Por qué no cierran las bocas  de pasta base que existen en muchos barrios que tanto los vecinos como la policía saben que están ahí?

No es sencillo cerrar las bocas, para hacerlo hay que reunir pruebas, pedir autorización a los jueces para poder hacer el allanamiento correspondiente,  y si ellos ponen alguna traba como rejas, perros o gente que les avisa que la policía llegó,  tiran la droga al wáter, se desactiva el operativo. Cuando se tiene una operación exitosa en una boca se logra incautar cien o doscientos gramos de pasta base y  unas cinco personas van presas. Una se hace responsable y las otras cuatro quedan en libertad. Y siguen vendiendo más drogas para poder sostener al que está preso. Es un éxito a medias, de cualquier manera hay que hacerlo igual. A veces es mucho más eficiente hacer un trabajo sobre la boca de pasta base, es decir, controlar qué vehículos van, qué personas se mueven. Hacer un trabajo de inteligencia y luego pegar al que abastece la boca.

El gobierno se propone presentar un proyecto para legalizarla venta de marihuana, Ud. Se pronunció en contra, sin embargo a nivel internacional se coincide que algo hay que hacer porque se ha fracasado en el combate a las drogas, en el mundo cada vez hay más gente vendiendo y consumiendo. ¿Qué puede decir al respecto?

Es cierto que a nivel internacional hay una crítica a lo que se ha venido haciendo hasta ahora. Ha predominado las políticas represivas y el ejemplo más claro es Colombia. Colombia es el gran fracaso del combate al narcotráfico, está lleno de bases norteamericanas, hay una inversión muy importante. En lo personal estuve en la Unidad encargada del combate al narcotráfico y vi una base aérea con doscientos cincuenta aviones destinados al combate al narcotraficante y tiene muchísimo más. Nosotros con mucho menos hemos sido mucho más eficientes. A veces se desmerece nuestra  capacidad.

En Naciones Unidas en reuniones que yo he participado lo que se critica es que solo se piense el combate a las drogas con medidas represivas. Los países que tienen los más altos niveles de consumo apuestan a la represión y no apuestan a la prevención y al tratamiento. Uruguay ha impulsado y se ve con buenos ojos a nivel internacional. Cuatro elementos, hay  que ser muy duro en el combate al narcotráfico, hay que trabajar desde el punto de vista social en lo que es la prevención y el tratamiento, y hay que combatir el lavado de dinero porque todo lo que comercializa el narcotraficante lo vuelca al mercado legal. En este tema en particular hemos trabajado mucho y a nivel internacional estamos muy bien conceptuados. Por último hay que trabajar en conjunto con la región y el mundo. No solo para intercambiar información y experiencias sino también recursos.

Pongo un ejemplo, si soy un país de tránsito de drogas a España, por qué no acuerdo con este país que me apoye en la medida de control para que ellos no reciban la droga. Estoy convencido que si profundizamos este tipo de medidas nos va a ir bien a todos. Para esto se necesita voluntad política y compromiso con el combate a las drogas.

Nosotros nos podemos dar el lujo de discutir si legalizar o no, en lo personal estoy de acuerdo que la sociedad discuta sobre el tema. Hay países que aún hoy no le dan importancia a las medidas de prevención y tratamiento y son los países que tienen más consumidores.

A nivel internacional Uruguay impulsó lo que llamamos la responsabilidad compartida, es decir si se trata de un país con alto nivel de consumo. Entonces como hacemos para que ellos  disminuyan el consumo y a la vez ayuden al país a disminuir la producción y el tránsito. Por qué la inversión la tiene que hacer solo Uruguay, para evitar el tránsito hacia Europa y EEUU cuando el problema del consumo lo tienen ellos.

No hay país de tránsito que no sea país de consumo. Lo que transita por acá parte queda. Esto significa que la mano de obra que se utiliza se paga con droga, esto camina por los rieles de la corrupción. Por ello corrompen policías, aduaneros, y funcionarios en general. Es un negocio que da mucha plata, que está vinculado con el éxito,  que genera una mística, por eso también  es necesario combatirlo desde la educación.

Hemos trabajado en el primer nivel de atención en la salud y en la enseñanza para que los docentes puedan encarar el tema de las adicciones. Hay que integrar a la sociedad a la solución de los problemas.

El reclamo mundial de que hay que hacer algo diferente pasa por no focalizar en la represión al narcotráfico o al consumo. Y encarar el problema de las adicciones como un problema de salud pública.

Vice Ministro del Interior. Fotos Mariana Costa / LARED21

¿Qué le pareció la idea que una persona que consume  no tenga que comprarle al narcotraficante sino al Estado?

La situación actual es la siguiente: el que es consumidor no problemático de marihuana ya tiene donde comprar, tiene su proveedor, su grupo de amigos y eso no genera problemas.

¿No genera problemas?

No, no los genera. El problema está en la pasta base, legalizar la venta de marihuana pensando que se consumirá menos pasta base no está demostrado, que la gente vaya a comprar marihuana y le digan no tengo, te vendo pasta base, tampoco está demostrado.

¿A quién entonces le solucionaríamos el problema?, al que no tiene ninguna dificultad en decir “fumo marihuana”. Los gurises que se juntan en el Molino de Pérez y se ponen camisetas a favor de legalizar, no son el problema. Se lo solucionamos .

Un chiquilín del barrio Borro o Marconi que consume marihuana, que toma alcohol, que también consume pasta base y que además roba, ¿a ése le vamos a dar acceso a la compra libre? ¿Qué va a pasar cuando alguien consuma más de lo estipulado? Va a tener que ir a comprar a la boca. El esfuerzo está en que tengamos una opción de vida diferente que no sea reivindicar el consumo de drogas. No solo de la marihuana, sino también  del alcohol, y de los sicofármacos. Deberíamos preguntarnos porque los uruguayos consumimos tantos sicofármacos.  Hablemos menos de sustancias y hablemos más de la sociedad. Si encontráramos soluciones a los problemas sociales seguramente los problemas que tenemos ahora no los tendríamos

Se ha dicho que la izquierda ha estado  equivocada al creer que sí se atacan las causas se resuelven los problemas sociales y por tanto, se solucionan los problemas de seguridad. ¿Ha sido así?

Este pensamiento que todos tuvimos fue un poco romántico, sin querer ridiculizar. Uno tiene ilusiones y sueños de una sociedad mejor, de un mundo más justo. Estas son nuestras metas, nos generan un horizonte y hacia él queremos ir. Pero ahora tenemos problemas que se ubican entre lo que tenemos y lo que queremos.

En esa franca de terreno es donde debemos avanzar. Hay quienes sostienen que el modelo tiene que ser menos represivo, y que debemos entender más a los jóvenes que cometen delitos porque fueron postergados, y porque no tuvieron oportunidades. Entonces comprendo todas las causas sociales, pero mientras tanto qué.

Si nos generan un problema, y tenemos que aumentar la represión y sacarlos de la sociedad y establecer buenas políticas de rehabilitación, debemos hacerlo. Las personas que cometen delitos algún día se reintegran a la sociedad y los debemos rehabilitar para que no vuelvan a caer en el delito.

Hay necesidad de cambiar paradigmas no pasa por aplicar mano dura o blanda sino justa. Lo justo es que el que está en prisión tenga la posibilidad de rehabilitarse. Estoy convencido que hay gente que cometió un delito que no volvería hacerlo.

Nosotros estamos en las cárceles trabajando para terminar con el hacinamiento, creando nuevos centros penitenciarios, creamos el Instituto Nacional de Rehabilitación. Estamos entrenando rehabilitadores, ya la policía no estará en el cuidado de los presos.

No hay soluciones mágicas. Lo que tiene que haber son programas de acción permanente, que no estén supeditados a lo que nos gritan de afuera.

Estoy convencido que nos está yendo bien, que estamos modernizando una estructura que tenía cuarenta años de atraso.  Recordemos que el delito viene de la sociedad en la que vivimos, mañana nos vamos nosotros, nos vamos todos, y el delito lamentablemente permanece. No existen sociedades con delito cero.

Curriculum Vitae

Jorge Luis Vázquez Rosa es uruguayo, casado, de 66 años, licenciado en Enfermería y especialista en Administración de Servicios de Salud. Desde que asumió José Mujica se desempeña como subsecretario del Ministerio del Interior.

Militante político del FA y ex preso político. En 1989 integró del equipo de apoyo al Dr. Tabaré Vázquez en la campaña electoral municipal.

• En 1994/ 1999 / 2004 fue Integrante del equipo logístico de apoyo en las campañas por las elecciones nacionales a la Presidencia de la República por el Frente Amplio.

• Fue responsable de la coordinación de la seguridad en la XVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno en noviembre de 2006.

• En particular responsable de la coordinación de la seguridad en las visitas de presidentes extranjeros y en particular la del Presidente de Estados Unidos George Bush y de Brasil Lula da Silva en febrero y marzo de 2007.

• Prosecretario de la Presidencia de la República entre los años 2005-2010.

• Presidente de la Junta Nacional de Drogas y Prevención en el Lavado de Activos entre los años 2005-2010.

• Responsable del Sistema Nacional de Emergencia entre los años 2005-2010 Y responsable del Servicio de Seguridad de la Presidencia de la República entre los años 2005-2010.

Actualmente se desempeña como:

Vice Ministro del Ministerio del Interior de la República Oriental del Uruguay.

Miembro de la Junta Nacional de Drogas.

Integrante de la Comisión de represión al narcotráfico y lavado de activos de la Junta Nacional de Drogas.

Responsable de los proyectos de cooperación internacional del Ministerio del interior.

Responsable de las Relaciones Internacionales del Ministerio del Interior.

Presidente de la Comisión honoraria para la prevención, control y erradicación de la violencia en el deporte.

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad — Preguntas frecuentes

Nos alegra que regreses

Completá tus datos para iniciar sesión

¿Querés ser parte de nuestra comunidad?

¡Registrate ya! Sólo te tomará un minuto.

¡Únete a la comunidad de Enredad@s!

Completá el formulario para crear una cuenta

¿Ya formás parte de nuestra comunidad?

¡Iniciá sesión ya! y disfrutá de todo lo que tenemos para ofrecerte.