MAL MANEJO

Los hombres con autos de lujo tienen la peor educación vial, según estudio

Un estudio confirma que los hombres que conducen autos de lujo tienen los peores comportamientos en la carretera y se creen superiores a las normas de tránsito.

Foto: Tumblr
Foto: Tumblr

“¿Los imbéciles conducen a Mercedes, o conducir un Mercedes los convierte en imbéciles?”, se preguntó en 2018 Benjamin Ban Allen, un estudiante de post doctorado de la Universidad de California.

Era una pregunta que muchos tenían en mente pero que la Universidad de Finlandia quiso llevar al ámbito académico. En un estudio se encuestaron a más de 2.000 conductores de autos para buscar una respuesta. “Para conseguir esta respuesta estudiamos a 1982 conductores fineses a los que se les preguntó no solo cuestiones relativas al auto, sino también sobre hábitos de consumo y riqueza, además de dedicar una batería de preguntas para descubrir sus rasgos de personalidad”, explica el equipo de investigadores.

“Después sometimos las respuestas a un análisis basado en un modelo de cinco factores, el marco más habitual a la hora de tratar los rasgos de personalidad. Los factores son empatía, meticulosidad, tendencia a estar neurótico, extroversión y amabilidad”, agregaron los científicos.

Autos de lujo y mal manejo

Según dijo Jan Erik Lönnqvist, investigador principal del estudio, “hemos observado que los que más se saltan los semáforos, dejan de ceder el paso a los peatones y conducen más rápido e imprudentemente son aquellos que tienen coches Audi y BMW”.

Descubrieron que, a medida que aumenta el estatus del vehículo que conduce un hombre, más crecen sus cualidades negativas en la conducción. “Es complicado decir por qué estos conductores se comportan peor, ya que obedece a la suma de varios factores, pero dos de ellos son una mayor competitividad y la sensación de que están por encima de ciertas normas”, dice Lönnqvist. “Son personas que normalmente tienen tendencia a poseer productos de lujo, y esos mismos rasgos de personalidad les llevan a romper ciertas normas de tráfico”.

Las mujeres a la inversa

A diferencia de los hombres, las mujeres que conducen vehículos de lujo o alta gama más bien son más educadas en la calle.

Ellas son mucho más empáticas, no fomentan pleitos en el tráfico y cometen menos infracciones que aquellas que conducen, por ejemplo, autos utilitarios. “Para ellas, tener un autazo de lujo no es un símbolo de estatus”, explicó el Lönnqvist.

El estudio expone que el vínculo entre una personalidad egocéntrica y un coche de alta gama es solo perceptible en el caso de los hombres.

“También hemos descubierto que los hombres con una actitud de conducción más desagradable, se sienten atraídos por los coches caros. Son personas que a menudo se sienten superiores a los demás y tienen ambición por demostrarlo”, concluyó el científico.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje