NATURALIZAR

Sex Education: la serie de Netflix que trata la sexualidad adolescente con naturalidad

La serie británica está dirigida a adolescentes y trata temas como la homofobia, el aborto, el 'bullying', la pornovenganza, la masturbación, entre muchos otros y lo hace de una manera natural y entretenida.

Sex Education: la serie de Netflix que trata con naturalidad sobre sexualidad
Sex Education: la serie de Netflix que trata con naturalidad sobre sexualidad

La serie de Netflix Sex Education asume el desafío de tratar temáticas LGBT, la iniciación sexual, el aborto, los provida, la pornografía, la masturbación, el sexting y muchos otros temas necesarios para hablar en la adolescencia que no suelen tratarse en la televisión.

Está dirigida a un público adolescente y por lo tanto maneja el mismo lenguaje que los jóvenes de hoy, se presenta en forma de comedia por lo que trata temas interesantes e importantes de manera entretenida y desdramatizada.

La historia se centra como muchas otras series adolescentes en un colegio y las relaciones entre los jóvenes. Uno de los protagonistas es Otis (Asa Butterfield), un joven de 16 años introvertido y conflictuado por no haberse iniciado en el sexo ni sentir placer al masturbarse que convive con su madre, Jean (Gillian Anderson) una terapeuta sexual de la que su hijo ha aprendido mucho a pesar de no llevarlo a la práctica.

Maeve (Emma Mackey) es otra de las protagonistas que es la estudiante más inteligente y becada por el colegio pero que a diferencia del estereotipo que generalmente se muestra no esta caracterizada como “nerd” sino que es más bien punk y una de las que más libremente vive su sexualidad en el colegio, víctima muchas veces por eso de inventos entre sus compañeros.

Otro de los personajes destacados es Eric (Ncuti Gatwa) que es el mejor amigo de Otis, es gay y le gusta vestirse como mujeres y afronta el reto de haber nacido en una familia utra religiosa y un padre que intenta apoyarlo y muestra su principal miedo que es que su hijo sufra por lo que es la sociedad.

Una de los puntos buenos de esta serie donde Otis se convierte en una especie de terapeuta sexual en el colegio son las lecciones que trata de dar en cada temática, como la importancia del consentimiento para cualquier tipo de relación, que la ropa de las mujeres no tiene nada que ver con su deseo sexual, con lo fundamental de la conocerse a uno mismo sexualmente para poder tener buenas relaciones con otro, etc.

También demuestra cómo un chico gay puede perfectamente ser muy amigo de otro varón y éste no está solo rodeado de chicas, como muchas veces se muestra en este tipo de series.

Así la serie de solo ocho capítulos que ya estaría preparando su segunda temporada ha sido aclamada también por el público adulto que la considera una especie de educación sexual de la cultura pop que todos los adolescentes deberían ver. Incluso en las redes sociales muchos adultos manifiestan lo útil que les habría sido una Sex Education en su juventud donde para muchos la sexualidad era un tema tabú en sus familias.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje