MÚSICA SANADORA

Jorge Drexler le cantó a Irene, una bebé prematura, y esto fue lo que pasó

El cantante uruguayo radicado en Madrid se sumó a un proyecto que lleva música a pacientes ingresados en hospitales. La idea es hacer del entorno hospitalario un lugar mucho más ameno y acogedor.

Jorge Drexler, además de músico, es médico. Por eso, combinar sus dos pasiones en un mismo proyecto Música en Vena le llamó la atención desde el comienzo.

“Es un privilegio para alguien que escribe canciones y que hace música tocar el momento de un ser humano, como es el momento de estar en un hospital”, dice Drexler. “Me decía uno de los doctores que nos acompañó que ya con la sonrisa que se produce y con el ambiente que deja en la sala ya es suficiente”, agrega el montevideano radicado en España.

Música en Vena lleva canciones a pacientes que están ingresados en distintas áreas de hospitales de España. “Es un público muy especial porque está a flor de piel”, asegura Jorge, quien ha trabajado mucho tiempo en hospitales del Uruguay.

Su contacto con la enfermedad, con el sufrimiento humano, con la fragilidad de la salud, le daba una identidad compositiva a su música que, después de años y vueltas, lo llevó a reencontrarse con las frías salas de hospital, que pretende hacer más cálidas con sus canciones.

https://www.facebook.com/NewtralMedia/videos/360134061388815/

Canciones para Irene

Irene Roblas nació prematura. Su cuerpo es pequeño, frágil, y susceptible a casi todo lo que está aquí afuera. Por eso, en el Hospital Severo Ochoa de Leganés, Madrid, están dándolo todo para que salga adelante de la situación que tiene toda su familia en vilo.

“Música en vena nos ayuda muchísimo a que lo que les presentamos a los pacientes y a sus familiares sea un hospital menos hostil, más humanizado, donde pensamos también en su confort”, comenta Ersilia González, responsable del área de neonatología del centro médico.

“Estaban sus padres y la neonatóloga que la siguen (a Irene) y tú ves la reacción, ves los movimientos”, añade Drexler, quien dio un recital personal e íntimo para esta nena que, en ese momento, tenía 22 días de estar en una incubadora luchando por su vida.

“Yo creo que la música cura, claramente”, concluye.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje