CAMBIO GENERACIONAL

Los millennials viven en casa de sus padres por economía y no por pereza según un estudio

Mientras que la generación de sus padres ya se habían casado, tenido hijos y mudado a casa propia en sus veintes, los millenials prefieren postergar eso varios años por un tema económico.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Gracias a que las economías de la mayoría de países están en problemas y a un mercado inmobiliario global cada vez más inflado e inaccesible, los millenials (aquellos nacidos entre las décadas de 1980 y la de 1990) han tenido que postergar la salida de casa de sus padres, que en generaciones anteriores era cerca de los 20 años.

En Canadá, por ejemplo, según un censo de censo de 2017, aproximadamente un tercio de los adultos jóvenes (20 a 34 años) vivían con sus padres, pero además en las ciudades más grandes el número crece más: en Toronto, la ciudad más grande de Canadá, casi la mitad (más del 47%) aún viven con sus progenitores.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Waterloo (Ontario) analiazron este fenómeno que rompe siglos de historia. De acuerdo con un estudio publicado recientemente por los investigadores de ese centro académico, las razones por las cuales los millennials canadienses viven en casa varían, pero la más importante, con mucho, es financiera.

Según explicó Nancy Worth, autora principal del estudio, el 79.2% de los millenials que viven con sus padres lo hacen para ahorrar dinero. 

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Herederos de economías en ruina

“Ante trabajos precarios e inseguridad económica generalizada, la ayuda de los padres ofrece la oportunidad de ahorrar para una casa o realizar una pasantía no remunerada, lo que brinda a las personas que viven en casa una ventaja sobre las personas que viven solas”, agregó Worth.

El estudio además concluyó que aquellos hijos que se pueden quedar en casa de sus padres muchos más años también son reflejo de que el núcleo familiar tiene unas posibilidades económicas superiores a la media; en síntesis, se tratan mayormente de hijos de clases privilegiadas.

También afirma que este sistema sutil de distribución de la riqueza ocasionará que “las desigualdades crecerán en la próxima generación”. 

Por último, los hijos adultos que viven en el hogar tienden a diferir de la definición tradicional de “edad adulta”, centrándose en un sentido de responsabilidad en lugar de marcadores concretos, como tener su propio lugar y terminar la educación universitaria. Un poco más del 70% de los encuestados dijeron que estaban “satisfechos” mientras vivían con papá y mamá.

 

 

 

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje