¿Nos hace más felices el dinero? Esto es lo que dice la evidencia científica

Una nueva investigación sugiere que cuanto más dinero tienes, más feliz eres, hasta cierto punto. Otra más antigua dice lo contrario.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Todos hemos escuchado la frase, “el dinero no puede comprar felicidad”, pero un nuevo estudio de la Universidad de Purdue muestra que tener más dinero puede mejorar el bienestar emocional y la satisfacción general, hasta cierto punto y hasta cierta cantidad de dinero.

El estudio sugiere que US$95.000 es la cantidad ideal que una persona debe ganar una persona al año para sentirse cercano a la plenitud de vida (visión general de la satisfacción con la vida en general comparada con la de otros) y US$60.000 a US$75.000 es la cantidad ideal para el bienestar emocional (emociones diarias).

Sin embargo, esas cantidades fluctúan dependiendo de dónde vive alguien. Las personas en los países del primer mundo logran la felicidad con montos monetarios más altos en comparación con las personas de los países en desarrollo, que alcanzan la satisfacción con menos dinero. “Esto podría deberse a que las evaluaciones tienden a estar más influenciadas por los estándares que las personas usan para compararse con otros individuos”, dijo Andrew Jebb, autor principal del estudio, a Medical Xpress.

Además, el estudio señala que después de que las personas comienzan a ganar más dinero del que se necesita para satisfacer sus necesidades básicas, su bienestar comienza a disminuir. El declive puede estar relacionado con personas que obtienen más posesiones materiales y empiezan a compararse más fuertemente con sus conocidos del mismo estrato social. “Estos hallazgos se refieren a un tema más amplio de dinero y felicidad en todas las culturas. El dinero es solo una parte de lo que realmente nos hace felices, y estamos aprendiendo más sobre los límites del dinero”, dijo Jebb.

No todos están de acuerdo con esto

En 2013, investigadores de la Universidad de Michigan encontraron evidencia de lo contrario. El dinero puede comprar felicidad, pero se trata de una definición de felicidad que cambia de persona a persona, y algunas de ellas no tienen muy claro dónde está el límite de la saciedad.

Según esta otra investigación mientras más dinero tenga una persona, más dinero se necesita para hacerlo feliz, pero no hay un punto mágico en el que más dinero no lo haga a uno más feliz que antes.

 

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje