Imprimir

“Nunca dejas de ser madre”, a los 98 años se mudó a un asilo para cuidar de su hijo de 80

Ada Keating, de 98 años se mudó al asilo Moss View en Liverpool para cuidar a su hijo Tom, de 80 años. "No importa la edad, nunca dejas de ser madre", asegura.

“Nunca dejas de ser madre”, a los 98 años se mudó a un asilo para cuidar de su hijo de 80.

“Nunca dejas de ser madre”, a los 98 años se mudó a un asilo para cuidar de su hijo de 80.

“No importa la edad, nunca dejas de ser madre”, asegura Ada Keating, una madre británica de 98 años que se ha mudado a una residencia de Liverpool para cuidar de su hijo Tom, de 80 años.

Según detalla La Vanguardia, Tom necesitaba cuidados especiales y mucha atención y ella ya no se los podía dar en su casa.

Tom, que siempre vivió con su madre, fue el primero en ingresar al asilo y según informa la prensa local Ada no aguantó en casa sola y se mudó con él.

“Todos los días voy a la habitación de Tom a darle los buenos días y las buenas noches”, expresó Ada. Y agregó “cuando salgo a la peluquería, él está pendiente de mi regreso y cuando vuelvo me recibe siempre con los brazos abiertos para darme un abrazo. No importa la edad, nunca dejas de ser mamá”, insistió.

ada y tom 2

“Estoy feliz de ver a mi madre todos los días ahora que ella vive aquí. Ella es muy buena cuidando de mí”, dijo Tom.

Por su parte el gerente del asilo, Philip Daniels expresó “es conmovedor ver la cercana relación que comparten Tom y Ada, y nos encanta poder ayudar en las necesidades de ambos”.
“Es muy raro ver a madres e hijos juntos en el mismo asilo, y ciertamente queremos hacer su tiempo juntos lo más especial posible”, agregó.

ada y tom 3

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión