Imprimir

La ciencia confirma que la pasión por el fútbol es similar al amor romántico

Tras tres años de investigación científicos portugueses concluyeron que la pasión que sienten algunos aficionados por el fútbol es similar al sentimiento de una persona enamorada.

La ciencia confirma que la pasión por el fútbol es similar al amor romántico.

La ciencia confirma que la pasión por el fútbol es similar al amor romántico.

Un estudio desarrollado durante tres años por investigadores de la Universidad de Coimbra (UC), en Portugal señala que la pasión por el fútbol es “una forma de amor tribal”, y que el sentimiento de una persona aficionada por el fútbol es similar al de una persona enamorada.

A través de un comunicado la institución explicó que la pasión por el fútbol “despierta emociones, a veces irracionales, que cruzan la frontera entre el amor tribal y el fanatismo”. Los investigadores comprobaron que los circuitos cerebrales que se activan en los hinchas de fútbol son los mismos que en los casos del amor romántico.

Los responsables del estudio: Catalina Duarte, Miguel Castelo-Branco y Ricardo Cayolla estudiaron el cerebro de 56 aficionados, 2 mujeres y 54 hombres de entre 21 y 60 años, la mayoría adeptos del Oporto y del Académica de Coimbra y evaluaron su nivel de pasión a través de las puntuaciones de la evaluación psicológica.

Los participantes fueron expuestos a videos emocionalmente intensos, tanto positivos (goles con significados especiales, por ejemplo), ya sea negativos o neutros.

Castelo-Branco explicó a la agencia EFE que ante situaciones de emociones positivas (un gol, una buena jugada o un buen resultado), se activan en el cerebro regiones similares del córtex frontal, donde se libera dopamina a modo de recompensa.

“Hemos podido comprobar que los sistemas neuronales que se activan son muy semejantes al del amor romántico”, aseguró el investigador.

El trabajo fue publicado en la SCAN, una de las revistas de neurociencia de las emociones más prestigiosas a nivel mundial.

Castelo-Branco detalló que “en particular, los circuitos de la memoria emocional son reclutados por las experiencias positivas que las negativas”, lo que significa que “la pasión tiende a prevalecer sobre los contenidos más negativos, como, por ejemplo, de la derrota con el rival, que tienden a ser eliminados de la memoria emocional”.

Incluso, explicó, la amígdala cerebral (que regula las emociones) se activa más en los hinchas que en las personas que profesan el amor romántico o de pareja.

Ampliar la investigación

Ahora los investigadores se embarcarán en una nueva investigación que durante los próximos dos años medirá el grado de pasión, para ver comó lo que en teoria es un amor tribal (en grupo) compite con el amor romántico.

“A los hinchas de fútbol les someteremos a dilemas donde, por ejemplo, tendrán que elegir entre ir solo al fútbol o ir con su pareja a ver una película en el cine”, explicó Castelo-Branco.

El investigador señaló que, al igual que en el amor romántico, este tipo de pasión por el fútbol se puede tornar en obsesión y perjudicar al comportamiento racional, pasando al grado de fanatismo.

Estos temas te pueden interesar:
Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión