CONTRA EL SIDA

Nueva vacuna contra el VIH se empezará a probar en 2019

Una ola de avances recientes en el campo de la inmunoterapia ha llevado al desarrollo de varias vacunas experimentales que prometen proteger contra el virus del herpes, la mayoría de las cepas del virus de la gripe, alergias alimentarias graves e incluso agresivos cánceres, pero una nueva vacuna podría llegar a prevenir el VIH.

Foto: IFLScience
Foto: IFLScience

Un equipo de investigadores del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID, por sus siglas en inglés) estableció para el 2019 el primer ensayo humano para una vacuna contra el virus de inmunodeficiencia humana, causante del SIDA, que indujo un nivel prometedor de respuestas inmunes cuando se probó en ratones, cobayas y monos.

Según un artículo publicado en Nature Medicine, la vacuna se dirige a una proteína en la superficie de la partícula del VIH que es esencial para el proceso mecánico que utiliza el virus para meterse adentro de las células de un huésped. El péptido de fusión del VIH-1, como se lo conoce, se identificó por primera vez como un posible objeto de vacuna en 2016, cuando analizaban los anticuerpos paralizantes del VIH que producía naturalmente un paciente que había estado viviendo con el VIH durante varios años.

En esa ocasión se reveló que el sistema inmune del individuo estaba creando una línea de “anticuerpos ampliamente neutralizantes” particularmente efectivos cuyo epítopo, su sitio de unión al virus, era el extremo final del péptido de fusión del VIH-1. El equipo, dirigido por John Mascola y Peter Kwong, se emocionó al ver que el epítopo posee todas las características clave necesarias para construir una vacuna efectiva: sigue siendo consistente en múltiples cepas del virus en rápida evolución y no es opacado por ciertas circunstancias.

Prevenir el SIDA

En pruebas realizadas en ratones, a los cuales se les dio la mejor versión de la vacuna, el sistema inmunitario de los animales produjo anticuerpos que se unieron con éxito a la proteína de fusión y neutralizaron el 31% de los virus de un panel de 208 cepas de VIH recolectadas de regiones de todo el mundo.

Experimentos posteriores en cobayas y monos rhesus demostraron que la vacuna funciona en múltiples especies, una señal alentadora de que también tiene grandes posibilidades de funcionar en seres humanos.

Según su comunicado de prensa, el grupo NIAID actualmente está ajustando la vacuna utilizando datos de ensayos con monos para tener la mejor versión posible para la evaluación de fase 1 en sujetos humanos.

 

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje