Acusó al presidente, se equivocó y terminó pidiendo disculpas

¿El fin de la impunidad del "carapintada" Rico? 

por Isidro Gilbert

Parece que sí, después de que, propio de su estilo omnipotente, intentó poner en aprietos al propio Fernando De la Rúa, como “tolerante” con represores del pasado.

Rico, que es ministro de Seguridad bonaerense, días atrás convocó a una conferencia de prensa por un tema policial, pero inopinadamente no habló de ese problema y exhibió una fotografía del presidente con uno de sus custodios: “Es el ‘Indio’ Castillo”, afirmó con una mueca sobradora.

Es que Carlos “Indio” Castillo es un remanente de los años de plomo, ex integrante de grupos de choque de la derecha peronista, ex aliado de Rico cuando se rebeló en 1987 contra la Constitución y fue funcionario del bloque de legisladores del Modin, cuando el tambaleante secretario de Seguridad tenía partido político con representación parlamentaria.

El gobierno se sintió agraviado y muy pronto demostró que Rico “confundió” al custodio: era un oficial de la Policía Federal, algo parecido a Castillo, que está detenido en una cárcel de Paraná, aparentemente por no pagar las cuentas de un hotel.

Castillo ha comenzado a abrir su bocaza y denunció que Rico recibió 12 millones de dólares de parte de Eduardo Duhalde para que sus legisladores votaran, en 1994, facilitar la convocatoria a la reforma de la carta magna de la provincia de Buenos Aires para permitir al entonces gobernador lograr su reelección.

Entre otras lindezas, Castillo, quien sabe de todos los chanchullos del riquismo, afirma que su líder tiene nexos con el negocio de la gasolina contrabandeada, cuyo uso ha hecho obligatorio a los vehículos de la policía bonaerense.

El gobernador Carlos Ruckauf, ahora de visita en los EEUU, ordenó a Rico a disculparse, pero De la Rúa no las aceptó. Conclusión: el propio Ruckauf, un aliado transitorio del presidente, debió enviar sus excusas, las que sí fueron bien recibidas.

La culpa del gobernador

Se trata de una crónica anunciada. Todo el mundo intuía que Rico iba a cometer más de una trapisonda, pero Ruckauf, que vive obsesionado por las encuestas, estuvo convencido que si llevaba a un “duro” a la Secretaría de Seguridad, enviaba una señal positiva a la gente, que está obsesionada por el incremento del delito.

Por ahora solamente subieron los actos delictivos más violentos y las torturas se multiplican en las comisarías, según el semanario “Siglo XII”. Ruckauf consiguió de la Legislatura, pese a estar controlada por el Frepaso, mayores poderes para la policía, pero su carrera de “éxitos” comienza a empalidecerse con esta sonora boutade.

Rico asegura que no renunciará, pero Clarín anticipa que el gobernador tiene a un sucesor en su mente junto a una nueva estructura para esa parte de su gabinete que se ocupa de Justicia y Seguridad. Es que Rico agravió también al Poder Judicial: “Los jueces no ordenan allanamientos los fines de semana porque están en sus countries”, vociferó días atrás, como si sus palabras fueran impunes. Ergo, los jueces protestaron y la Legislatura podría promover el juicio politico al ex “carapintada”.

En tanto, el “Indio” Castillo sigue amenazando con hablar más y teme por su vida. Ruckauf ha sido sindicado por los semanarios Noticias y Siglo XXII como neofascista.

En rigor, es un conservador populista que sigue los pasos de la derecha bonaerense, proclive a esa combinación de defender los intereses de los ricos con apoyo de los más pobres. Ex vicepresidente de Menem es, de todos modos, capaz de dar un giro de 180º en su discurso, si nota que la opinión pública se desplaza, digamos, hacia la izquierda.

Ruckauf consiguió vencer en octubre a la progresista Graciela Fernández Meijide con el voto, entre otras vertientes, de Domingo Cavallo, que entonces pugnaba por la presidencia del país. Ahora que el padre de la convertibilidad quiere llegar a jefe de gobierno porteño en detrimento de la Alianza, Ruckauf se ha convertido en un pregonero de ese objetivo.

El affaire Rico puede serle letal a los dos.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje