*

×
LARED21 Regresá a la página de inicio LARED21 Regresá a la página de inicio Enviar Send Bien OK Buscar Search
Iniciar sesión Registro
Último momento
Último momento

Sólo 1.900 privilegiados en la boda del siglo XXI

El Reino Unido ultima sus preparativos para la boda del príncipe Guillermo y Kate Middleton, con la cual la familia real espera empezar a escribir una nueva página de su mediática historia.

Escrito por: Londres | AFP

hs

Dos mil millones de personas en todo el planeta seguirán en directo por televisión o por Internet esta “boda del siglo” XXI, que corre el riesgo de estar pasada por agua si no mejora el pronóstico del tiempo en las próximas horas.

Pero sólo 1.900 privilegiados recibieron la invitación que les permitirá cruzar el majestuoso umbral de la abadía de Westminster para asistir a la consagración del matrimonio entre el segundo en la línea sucesoria, de 28 años, y su prometida, de 29, tras ocho años de noviazgo y varios de vida en común. Londres ha aseado sus calles y monumentos y se ha engalanado con banderas y fotos de los novios para recibir a los invitados, así como al medio millón de británicos y turistas que se apiñarán en las calles para mostrarle su cariño a la pareja en su boda que, según el cronista real Robert Jobson, “debe ser un éxito por el bien de la monarquía”.

Un imponente dispositivo de seguridad, en el que participarán 5.000 policías, velará por que nada empañe esta jornada de celebración nacional que culminará con más de 5.000 fiestas callejeras en todo el país, incluidas algunas organizadas por los republicanos.

Mil militares uniformados ensayaron su papel el miércoles de madrugada. Los coros, la orquesta y las bandas militares que amenizarán musicalmente la boda también repasaron sus partituras en la abadía, antes del ensayo general del jueves, con el clero y las cámaras de televisión, pero sin los novios.

Todo debe estar perfectamente ajustado para la ceremonia, programada con precisión suiza para comenzar a las 11 de la mañana local con la entrada de Kate en el templo del brazo de su padre, Michael Middleton. Será el momento en que el mundo descubrirá por las cadenas internacionales de TV, incluso antes que el propio Guillermo ­que estará esperando al final del altar bordeado de árboles enmacetados­ el vestido de novia, mantenido en el mayor de los secretos.

El arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, celebrará la unión por el rito anglicano y asistirán en las primeras filas la reina Isabel II y el príncipe Carlos con su segunda esposa, Camila, de un lado, y la familia Middleton, del otro.

 

A DE ALIANZA: Guillermo deslizará un anillo en el dedo de Kate, pero la novia no podrá hacer lo mismo porque el príncipe no quiere anillo de casado, como su abuelo, el duque de Edimburgo.

B DE BESO: los fotógrafos preparan los teleobjetivos que apuntarán al famoso balcón del palacio de Buckingham. Pero nadie sabe si los jóvenes se besarán en público, como hicieron Carlos y Diana hace 30 años.

C DE CARROZA: la novia, que llegará a la ceremonia en Rolls Royce, abordará una carroza una vez convertida en esposa del segundo en la línea de sucesión a la corona. Será un coche de caballos descubierto o uno acristalado, si llueve, ambos ya utilizados por Diana.

D DE DIANA: casi 15 años después de su muerte, la madre de Guillermo, que sigue viva en los corazones de muchos británicos, será la referencia inevitable de la jornada.

E DE EFEMERIDE: ¿guiño del destino? El 29 de abril es el día de Santa Catalina…de Siena, patrona de Italia.

F DE FERGIE: oveja negra de la familia, la tía de Guillermo no está invitada, como tampoco el presidente Obama. Habrá sin embargo bastantes famosos entre los 1.900 invitados, empezando por el matrimonio Beckham y Elton John. Y también el cartero, el carnicero y el tendero del pueblo de Kate.

G DE GUILLERMO: muchos británicos desearían que sucediera a la reina Isabel II, desbancando a su padre, el príncipe Carlos, en la línea dinástica. Aunque la posibilidad es muy remota, subiría al trono como Guillermo V.

H DE HUMANITARIO: ni batidora ni salsera en la lista de boda, sino donativos para 26 organizaciones benéficas. Isabel II recibió 2.500 regalos con motivo de su boda, entre ellos dos pares de calcetines.

I DE “I DO”: será el “sí” más esperado del año, pronunciado ante 2.000 millones de televidentes y miles de fotógrafos y periodistas. Sin contar a los 600.000 turistas adicionales esperados en Londres.

J DE JUBILEO: los adeptos a los fastos reales que se pierdan la cita, podrán resarcirse en junio de 2012 con los festejos organizados para los 60 años de la asunción al trono de la reina Isabel.

K DE KATE: se acabaron los diminutivos. La señorita Middleton ya sólo responderá al nombre de Catherine (Catalina en español), antes que la reina le otorgue un título a la altura de la esposa de un futuro rey. ¿Princesa o duquesa?

L DE LUNA DE MIEL: Jordania, Australia o Mauricio son algunos de los destinos que baraja la prensa para el viaje de novios que efectuará la pareja antes de instalarse en su casita de Gales, si no opta por la sobriedad y se dirige a una de las múltiples propiedades reales, como Balmoral.

M DE METEOROLOGIA: el legendario mal tiempo británico estará a la altura de su reputación el viernes, con cielo gris, lluvia y quizá truenos, según el pronóstico del tiempo. Sería mala suerte porque según las estadísticas sólo ha llovido seis veces el 29 de abril en los últimos 20 años.

N DE NOCHE: será corta para la mayoría de los invitados a la abadía de Westminster, esperados a partir de las 07H15 GMT, es decir…más de dos horas y media antes de la llegada de la novia.

Ñ DE ÑOÑO: a quienes crean que el enlace real no es más que eso, el fin de semana largo propiciado por este día festivo suplementario les permitirá huir del circo mediático a Málaga, Tenerife o cualquier otro de los destinos preferidos de los británicos en esta época del año.

O DE ORQUESTA: la fanfarria de la Royal Air Force, de la que Guillermo es piloto, amenizará la ceremonia, con los trompetistas de la “Household Cavalry”, una orquesta de cámara y dos coros.

P DE PUB: para que no pare la fiesta, los tradicionales bares ingleses podrán cerrar más tarde. Así, los sujetos de su majestad podrán beberse algunas pintas más de la cerveza especial “Kiss me Kate”.

Q DE QUEEN: casando a su nieto con Kate, la reina espera terminar con la serie negra de la monarquía, del divorcio de Carlos a los escándalos del príncipe Andrés, pasando por los deslices de Sarah Ferguson.

R DE REPUBLICANOS: tratan por todos los medios de hacer oír su voz y organizarán varios actos alternativos en Londres para los que creen que la monarquía ya no tiene razón de ser.

S DE SCOTLAND YARD: para la Policía, que teme atentados o intervenciones de grupos violentos, esta boda será una pesadilla. Habrá agentes de civil entre la gente, tiradores de élite en los tejados y barrios enteros acordonados.

T DE TARTA: Dos mejor que una para agasajar a los 300 invitados a la cena de gala. Un “fruitcake” por tradición y el pastel del chocolate que Guillermo adoraba de niño por afición.

U DE UNIFORME: es la prenda que debería elegir Guillermo para la boda. Su prometida ha dicho en alguna ocasión que lo encontraba “sumamente sexy” en su atuendo militar.

V DE VOMITO: para quienes están empachados de boda, la “bolsa para vomitar” con la imagen de la pareja inventada por una británica será una aliada indispensable en este largo día de festividades.

W DE WESTMINSTER: cuando Kate y Guillermo se den el ‘sí’ en el templo gótico, los contemplarán 1.000 años de historia real. Desde hace siglos, el edificio alberga coronaciones, bodas y entierros reales. En 1997 Guillermo, que entonces tenía 15 años, asistió allí al funeral de su madre.

X DE INCOGNITA: es por supuesto el vestido de la novia. El secreto, cuidadosamente guardado, habrá durado hasta el final. Debido al contexto de austeridad actual, debería ser más discreto que el voluminoso traje de cuento de hadas de Diana.

Y DE YOUTUBE: la mayor plataforma de videos por Internet ha sido una de las nuevas herramientas utilizadas por la casa real para comunicar sobre la boda a los internautas en todo el mundo y trasmitirá por primera vez un evento de este tipo en “streaming”.

Z DE ZA
RA PHILLIPS: la hija de la princesa Ana será la próxima en casarse. Pero su boda fue relegada al segundo plano por la pareja estrella, a la cual, según la prensa, habría apodado “Ken y Barbie”.

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad — Preguntas frecuentes

Nos alegra que regreses

Completá tus datos para iniciar sesión

¿Querés ser parte de nuestra comunidad?

¡Registrate ya! Sólo te tomará un minuto.

¡Únete a la comunidad de Enredad@s!

Completá el formulario para crear una cuenta

¿Ya formás parte de nuestra comunidad?

¡Iniciá sesión ya! y disfrutá de todo lo que tenemos para ofrecerte.