Venezuela: oposición impugna

Caracas, Reuters

Los disturbios registrados en algunos estados de Venezuela ante los resultados de las elecciones generales del domingo se redujeron el miércoles, pero candidatos opositores seguían planteando impugnaciones.

Los resultados del escrutinio en siete de los 23 estados del país provocaron el martes tensión e hicieron que el gobierno del presidente Hugo Chávez, quien arrasó en el comicio presidencial, reforzara la seguridad enviando efectivos militares. En medio de una lluvia de impugnaciones y reclamos de derrotados candidatos opositores a gobernaciones de estado y alcaldías, las autoridades pedían serenidad.

Según reportes de la prensa local en el estado de Mérida, al suroeste, la calma retornó tras violentos enfrentamientos el martes entre partidarios del gobernador opositor, William Dávila, y los del oficialista Florencio Porras.

Dávila, del partido Acción Democrática al que Chávez culpa de haber “destruido” el país, encabezaba el conteo de votos hasta el lunes. Pero la tendencia se revirtió y su adversario ya fue proclamado ganador con una mínima diferencia. En una entrevista telefónica con Reuters, Dávila dijo: “no me entrego”, agregando que el fin de Chávez es removerlo del cargo. “(Como) no me puede sacar por el voto, me quiere sacar por el fraude (…). En Mérida nadie se cree ese cuento chino de que yo perdí las elecciones, a mí me las quitaron por la vía del despojo”, dijo desde la sede de la gobernación. El presidente del Consejo Nacional Electoral, Cesar Peña, dijo que más de 90 por ciento de los candidatos electos ya fueron proclamados y aseguró que “en muy pocas ciudades hay todavía alguna controversia alrededor de los resultados”. “Las elecciones ya terminaron (…). El mensaje debe ser ahora de confianza, de vuelta al trabajo y un mensaje de exigencia a los candidatos electos para que hagan una buena gestión”, agregó en rueda de prensa.

Chávez dijo el martes a corresponsales extranjeros, tras ganar en 15 de las 23 gobernaciones de estado, que los opositores que no aceptan su derrota son “irresponsables”.

Aseguró que el triunfo de sus candidatos en los gobiernos regionales no buscan “hegemonizar”, sino darle gobernabilidad al país sudamericano de 24 millones de habitantes.

El mandatario, con año y medio en el poder y triunfador para un sexenio, ha sido criticado por querer concentrar todo el poder. También logró mayoría en la nueva Asamblea Nacional unicameral de 165 escaños.

En el central estado de Cojedes, enfrentamientos entre seguidores del oficialismo y opositores dejaron el martes un muerto. En Mérida fueron reportados nueve heridos.

Varios de los derrotados en la contienda electoral insistían en un recuento manual de votos, tras el escrutinio automatizado, para corroborar las cifras.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje