VICTORIA DE IZQUIERDA

Duro revés para la ultraderecha italiana en elección regional clave

Las elecciones regionales, clave para el futuro de la coalición ultraderechista de gobierno, fueron ganadas por la izquierda.

Nicola Zingaretti, líder del PD. Foto: Facebook / Nicola Zingaretti
Nicola Zingaretti, líder del PD. Foto: Facebook / Nicola Zingaretti

Las elecciones regionales de Emilia-Romagna, en el centro norte de Italia, fueron un fuerte revés para la coalición ultraderechista y ultranacionalista de la Liga Norte y el Movimiento 5 Estrellas, lideradas por el ex ministro del Interior, Matte Salvini.

El presidente saliente de la región, Stefano Bonaccini, del Partido Democrático (izquierda), superó el 50% de los votos mientras la candidata de la ultraderecha, Lucia Borgonzoni, obtuvo menos de un 43%.

“Vencimos sin tanto show”, dijo Bonaccini al festejar su victoria con los militantes, con un estilo sobrio y moderado abismalmente opuesto al de Salvini, tachado de arrogante y agresivo por sus críticos.

Gran derrota

El resultado en Emilia-Romagna era importante para la alicaída coalición ultraderechista, ultranacionalista y xenófoba que gobierna Italia. Con una participación récord de 67.1%, casi el doble que en 2014, la izquierda logró detener el avance de los populistas.

Salvini, que encabeza las encuestas nacionales con el 30% de intención de voto, tenía en la mira a esta zona del centro norte de Italia, que ha estado gobernada por la izquierda desde la caída del fascismo y está considerada todo un orgullo en el país por su prosperidad económica y su estilo de vida.

“Muchas gracias al movimiento juvenil de las Sardinas”, expresaron Romani Prodi, fundador del PD, y Nicola Zingaretti, secretario general. Este movimiento espontáneo juvenil nació “contra el odio y el racismo que propaga Salvini” y organizó decenas de marchas y manifestaciones con lemas a favor de la diversidad cultural, religiosa, sexual y étnica y contra los discursos xenófobos y ultranacionalistas. No es en sí un partido político pero fue clave para la victoria del PD.

Salvini aceptó indirectamente la derrota pero no si antes hacer polémica diciendo que su fuerza política le hizo fuerte competencia a la izquierda: “Después de 70 años en Emilia Romaña hubo partido. Aquí ganaba siempre la izquierda con porcentajes altísimos”.

En la región sureña de Calabria también se celebraron elecciones y, en este caso, sí hubo victoria para la coalición ultraderechista: el candidato afín a Salvini superó por 20 puntos a la propuesta de la izquierda. “Por primera vez somos determinantes en el sur”, dijo, al referirse a una región que su partido ha despreciado desde siempre.

Salvino recorrió gran parte de Italia con un discurso lleno de amenazas y alertas apocalípticas de una supuesta crisis que se desataría si su coalición no gana en todas las elecciones regionales y las nacionales.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje