DENUNCIA

Policía de Hong Kong acusada de atropellar a manifestantes con camionetas

La Policía de Hong Kong ha sido acusada de conducir una camioneta repleta de oficiales antidisturbios directo contra civiles.

Foto cortesía de inmediahk.net
Foto cortesía de inmediahk.net

Miles de manifestantes han ocupado la sede de la Universidad Politécnica de Hong Kong (PolyU) durante casi una semana en un plan por movilizar huelgas por toda la ciudad. La Policía tiene rodeado el campus desde el domingo, bloqueando todas las salidas e impidiendo que entre o salga gente sin ser arrestados.

El lunes, decenas de miles de personas trataron de rodear a los oficiales cerca del campus en un intento de distraerlos y rescatar a los atrapados adentro. Alrededor de las 11:30 pm, la policía comenzó a dispersar a los manifestantes en la intersección de Nathan Road y Pitt Street usando gases lacrimógenos, cañones de agua y balas de goma.

Un video difundido en redes sociales parece mostrar una camioneta blanca acelerando hacia la multitud que huía. Otros dos vehículos policiales lo siguieron y saltan de estos decenas de efectivos del Escuadrón Táctico Especial, a los que la gente llama popularmente “aves rapaces”.

 

Momentos de pánico

Al menos 68 personas fueron arrestadas en los altercados. Según publican medios locales como In-Media y Hong Kong Free Press, a muchos se les mantuvo arrodillados en el pavimento frente a una pared con las manos a la espalda durante más de una hora, lo que les dejó heridas severas en sus rodillas.

El superintendente superior de policía, Wong Wai-shun, confirmó que los oficiales habían usado granadas de destello en las intervenciones, pero aseguró que fueron usadas “en respuesta” a bombas molotov que estaban siendo lanzadas contra ellos.

“Utilizamos las granadas de destello que menciono porque no teníamos otras formas de dispersarlos”, dijo a los periodistas en una conferencia de prensa el martes.

Cuando se le consultó por las camionetas, dijo que era “necesario” que los oficiales procedieran de esa forma. “Conducir rápido no significa que no sea seguro. Nuestros oficiales están bien entrenados”, agregó. “Tengan confianza y sean solidarios con los policías. Siempre se preocupan por qué los policías hacen esto o lo otro, pero esos cuestionamientos pueden enviar mensajes incorrectos al público. Confíen en nosotros”, concluyó.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje