LOS 43

Caso de los 43 de Ayotzinapa empezará desde cero

La Fiscalía una investigación totalmente nueva para sanar una herida que provocó protestas mundiales contra el anterior gobierno de Enrique Peña Nieto.

Foto: Portal Somos El Medio
Foto: Portal Somos El Medio

La investigación del caso de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa está en un punto muerto desde hace meses. Tras casi cinco años de una caótica investigación plagada de irregularidades, errores y omisiones, 77 de los 142 implicados han sido liberados ante las protestas de la sociedad y, en principal, de los familiares que exigen justicia pronta y cumplida.

Ante el fracaso del caso, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y la Fiscalía General de la República (FGR) anunciaron esta semana que se reconstruirá la investigación “desde cero” y se perseguirá penalmente a todos los responsables de que el caso naufragara.

Según Vidulfo Rosales, abogado de los padres de las víctimas, Gertz dijo en el encuentro que la investigación iniciada en el anterior gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) “está muy mal, hay que reconstruirla desde un principio, casi desde cero”.

López Obrador dijo en un encuentro con los familiares que “esto tiene que ver con la justicia, tiene que ver con el humanismo y tiene que ver también con el prestigio, la fama de México”.

Un callejón sin salida

La noche del 26 y la madrugada del 27 de setiembre de 2014, la policía municipal de Iguala y la estatal de Guerrero (220 kilómetros al sur de la capital México D.F.) persiguieron y atacaron a un grupo de estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, y se acusa a estos efectivos de haber arrestado ilegalmente y desaparecido a 43 de estos chicos.

Durante los incidentes también fueron heridos periodistas y civiles y quedaron nueve víctimas mortales. Dado que aún no se sabe nada de los 43, se les cuenta como detenidos desaparecidos.

Según la hipótesis de la Fiscalía del gobierno anterior, los estudiantes fueron detenidos por los policías en connivencia con el cartel narco Guerreros Unidos. Creyendo que los detenidos eran integrantes de un cartel rival, los entregaron a los delincuentes quienes habrían incinerado los cuerpos y arrojado las cenizas a un río.

Sin embargo, una investigación independiente de la Comisión Interamericana de Derechos humanos cuestionó duramente esa hipótesis por carecer de pruebas y sustento suficiente.

El último mes ha sido muy duro para los familiares porque un juez desechó dos tercios de las pruebas presentadas por la Fiscalía por considerar que fueron recogidas de forma ilegal al tiempo que absolvió al líder narco Gildardo Lopez Astudillo, alias “el Gil”. Otras tres personas fueron declaradas inocentes y ya son 77 los liberados -incluyendo 24 policías- reduciendo las esperanzas de justicia.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje