EL GRAN INFORMANTE

Edward Snowden: “Puede que agentes de la CIA me maten a tiros en la calle aquí en Moscú”

El ex espía estadounidense, exiliado en Rusia, fue el autor de una de las mayores filtraciones de secretos de Estado de EE.UU. Él logró dejar en evidencia las vigilancias extremas y las intrusiones excesivas que cometía el gobierno norteamericano en la vida de los ciudadanos.

Foto cortesía de Der Spiegel / DPA
Foto cortesía de Der Spiegel / DPA

Edward Snowden reveló cosas que cambiaron el mundo y la percepción de la seguridad y privacidad que tenemos en internet. Fue el responsable de una de las filtraciones más grandes del mundo de secretos de Estado, todos pertenecientes a Estados Unidos.

Por esa divulgación se ha convertido en uno de los más requeridos por Washington junto con Julian Assange, este último ya en poder de las autoridades para ser juzgado.

Snowden, por su parte, pudo escapar a tiempo y refugiarse en Moscú en donde está relativamente alejado del peligro, pero no se siente totalmente seguro. “Ahora sé que nunca más volveré a tener control sobre lo que me pase. A lo mejor me atropella un autobús o se me cae encima un edificio; o me devuelven a Estados Unidos. Puede que unos agentes de la CIA me maten a tiros aquí mientras voy por la calle, o que un país europeo me acepte y pueda vivir una vida feliz hasta que, en algún momento, Estados Unidos me reclame“, dice en una entrevista hecha por el diario alemán Die Welt y publicada por el diario español El País.

Snowden cuenta cómo desde el gobierno de Barack Obama se presionó para que ningún país le diera asilo político. “El presidente de Ecuador ha contado que (el ex vice presidente de Obama) Joe Biden le llamó por teléfono y el Gobierno estadounidense lo amenazó con cancelar las ventajas aduaneras que hay entre los dos países, lo cual habría supuesto pérdidas de millones de dólares para los agricultores”, explica.

“Fíjese que eso no ocurrió con Trump en la presidencia, sino con el Gobierno de Obama. Ecuador decidió no darme asilo. Irónicamente, me alegro de ello, porque si hubiese ido allí es probable que ya estuviese muerto o en la cárcel, como ha acabado pasándole a Julian Assange” agrega el reconocido informático.

Una vida en la sombra

El ex espía concedió también una entrevista al periódico británico The Guardian, en la cual cuenta cómo su accionar poco grato para el gobierno estadounidense lo han obligado a vivir prácticamente en la clandestinidad, a pesar de que en Rusia tiene un estatus de refugiado.

Si bien asegura que preferiría estar en su natal Estados Unidos o en otro país menos controvertido como Alemania, se siente cómodo en Rusia porque ya se ha habituado al estilo de vida local.

Trata de llevar una vida más o menos normal y tiene menos miedo que cuando llegó en 2013, días después de haber expuesto las filtraciones. Cuando llegó, cuenta, estaba en un profundo estado de paranoia y tenía miedo de que agentes norteamericanos encubiertos lo estuvieran buscando en Moscú.

“Yo era una persona que el gobierno más poderoso del mundo quería eliminar. No les importaba si yo terminaba en la cárcel o bajo el suelo. Solo querían desaparecerme”, reflexiona en la entrevista que, al igual que a que concedió a Die Welt, se realiza en una locación secreta y bajo estrictos controles de privacidad.

Si llega a caer en las garras del gobierno de los Estados Unidos, podría estar varias décadas tras las rejas por haber dejado prácticamente en ridículo al poderío de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA). Actualmente encabeza la lista de los más buscados de la CIA a nivel mundial.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje