UK EN CRISIS

Boris Johnson podría acabar en la cárcel por su insistencia en un Brexit duro

El premier británico podría terminar tras las rejas por desacatar lo decidido en el Parlamento. Insiste en abandonar la UE el 31 de octubre sin acuerdo.

Foto: Facebook / Boris Johnson
Foto: Facebook / Boris Johnson

El primer ministro británico, Boris Johnson, está dispuesto a luchar a capa y espada por el Brexit tal como él se lo imagina y, si desafía al Parlamento y no pide una nueva prórroga para negociar con la Unión Europea, podría terminar en la cárcel.

Según informan medios británicos, Johnson forzaría una batalla legal en vez de pedir la prórroga de tres meses a la UE. Esto último es la orden que el Parlamento le dio y, de no acatarla, se podría enfrentar a un proceso de impeachment y una imputación penal.

Tras una semana ciertamente oscura para el líder conservador, marcada por cuatro derrotas parlamentarias, la pérdida de la mayoría de diputados, las renuncias de la secretaria de Trabajo Amber Rudd y de su hermano Jo Johnson como secretario de Estado para las Universidades, el líder de los Conservadores (conocidos como los “torys”) se queda sin opciones ante su determinación de sacar al Reino Unido de la Unión Europea (UE) sin un acuerdo, lo que se conoce como un “Brexit duro”.

Johnson insiste en que la salida se de sin retrasos el próximo 31 de octubre a como dé lugar. 

Cierre del Parlamento

A finales de agosto, Johnson pidió a la reina Isabel II que suspendiera las sesiones parlamentarias hasta el 14 de octubre, cuando se presente un nuevo programa de gobierno. La idea del premier es evitar que los lores y los comunes bloqueen sus intentos de llevar adelante el Brexit duro. El cierre se haría efectivo hacia la noche de este 9 de setiembre y será efectivo por cinco semanas.

El primer ministro quiere además convocar elecciones anticipadas el 15 de octubre, un día después de que reabra el Parlamento. Los principales partidos de la oposición, entre ellos el Laborista y el Liberal Demócrata, ya han adelantado que votarán en contra o se abstendrán en la votación de hoy en los Comunes.

Según la biblioteca de la Cámara de los Comunes, el último diputado que enfrentó la destitución fue el vizconde Melville en 1806, aunque el intento de destituirlo por malversación de fondos públicos no tuvo éxito.

Desde entonces, el mecanismo de impeachment ha sido reemplazado por otros métodos para evitar instancias de gobierno acéfalas.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje