LA AMAZONIA EN LLAMAS

Bolsonaro: “Europa no tiene nada que enseñarnos sobre preservación del ambiente”

El mandatario ultraderechista acusó a Alemania y Francia de intentar "comprar" la soberanía de Brasil y adelantó que hablará con Ángela Merkel.

Militares del Comando del Norte combaten los incendios en la localidad de Rosa Mística, en el estado de Pará. Foto: Comando do Norte
Militares del Comando del Norte combaten los incendios en la localidad de Rosa Mística, en el estado de Pará. Foto: Comando do Norte

Después de que la Amazonia ha estado ardiendo durante semanas, y sus estragos tardarán cientos de años en ser reparados, el presidente Jair Bolsonaro sigue en negación sobre lo que hay que hacer.

Otra vez arremetió contra los países europeos que han querido enviar ayuda para salvar lo que queda de la selva más exuberante del mundo. “Europa, toda junta, no tiene nada que enseñarnos sobre preservación del medio ambiente”, dijo Bolsonaro este viernes a periodistas en Brasilia.

El mandatario ultraderechista acusó a Alemania y Francia de intentar “comprar” la soberanía de Brasil al tiempo que exigió al presidente francés Emmanuel Macron que se retracte de las declaraciones en las que evocó la posible internacionalización de la Amazonia como condición para que pueda reclamar 20 millones de dólares ofrecidos por el G7.

Bolsonaro adelantó que hablará con la canciller alemana, Ángela Merkel, pero no dio más detalles de los temas que tratarán.

Mirando para el norte

El presidente envió a su canciller, Ernesto Araújo, hacia Estados Unidos acompañado de su hijo y futuro embajador en Washington, Eduardo Bolsonaro, para “agradecer el respaldo” del gobierno de Donald Trump a la emergencia ambiental provocada por la agricultura industrial y la ganadería extensiva.

“Creo que estamos en sintonía, los gobiernos están en sintonía”, dijo Araújo al salir de una reunión en la Casa Blanca. Esa afinidad, agregó, significa rechazar lo que considera injerencia internacional por parte de otros países.

Bolsonaro cede a la presión

A pesar de las fuertes declaraciones, Bolsonaro no tuvo otra más que aflojar ante la presión internacional y prohibió por un lapso de 60 días (hasta el final de la estación seca) las quemas en todo Brasil. Sin embargo, entre el miércoles y el jueves se reportaron más de 2.300 nuevos focos de incendio.

Desde enero de este año se han degistrado 87.257 fuegos, 51.8% de ellos en la selva Amazónica, según datos del Instituto Nacional de Investigación Espaciales (INPE).

Los incendios son provocados por la limpieza de tierras para la instalación de pastizales para ganado o para la siembra de monocultivos como soja o maíz. Un estudio del Instituto de Investigaciones Ambientales de la Amazonia (IPAM) demostró que las localidades en las que hubo más incendios son aquellas en donde hubo una mayor deforestación.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje